Economía

Economía.- El PP excluye finalmente a neskatillas y empacadoras del régimen especial de trabajadores del mar

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El PP ha dado marcha atrás y finalmente no incluirá a las neskatillas y las empacadoras en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores del mar, tal y como había aceptado inicialmente en el Senado, donde se incluyeron enmiendas en este sentido al proyecto de ley de Protección social de los trabajadores del sector marítimo-pesquero.

Los 'populares' han votado sin embargo en contra de sus propias enmiendas en el Pleno del Congreso, que debe revalidar los cambios que se introducen en los proyectos de ley a su paso por el Senado.

Así, finalmente queda fuera de la norma la previsión de que neskatillas y empacadoras formen parte del Régimen Especial de la Seguridad Social para Trabajadores del Mar como empleados por cuenta propia o autónomos o que se puedan beneficiar en el futuro de coeficientes reductores de la edad de jubilación.

QUEJAS DEL PNV

Antes de que se produjera la votación, el portavoz de Empleo del PNV, Emilio Olabarria, ya alertada de las intenciones del PP y criticaba esta marcha atrás en unas enmiendas "pactadas" con los nacionalistas vascos en el Senado.

"Hoy que proclamamos con un acto institucional el empoderamiento de las niñas es el peor día para marginar a estas mujeres, marginadas históricamente y que trabajan con un gran sacrificio y que deben estar protegidas por este régimen especial. Estamos castigándolas, y queremos saber cuál es su justificación", ha exigido a los 'populares'.

Su portavoz de Pesca, Joaquín García Díez, ha replicado que fue el PNV el que rechazó una enmienda transaccionada con el grupo mayoritario en el Senado y, sin explicar por qué en el Congreso se vota en contra de algo que sí se aceptó en la Cámara Alta, ha asegurado que "el hecho de que no se cite directamente a algún colectivo no quiere decir que no esté en el régimen especial". "Están desde su origen", ha apostillado.

Además, ha defendido que "existía voluntad política" de llegar a acuerdo y "fueron otros" los que no aceptaron el texto transaccional, confiando en cualquier caso en que "el Gobierno sabrá encontrar fórmulas para pulir o matizar algunas cuestiones planteadas" en este proyecto de ley que, a la postre, "profundiza en un compromiso social con todos los trabajadores del mar" y "mejora y amplía las condiciones sociales del amplio colectivo marítimo-pesquero".

OPORTUNIDAD PERDIDA

Esta polémica ha empañado la aprobación definitiva por el Congreso de una norma que, durante la primera fase de su tramitación, habían respaldado junto con el PP, el PSOE, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y los nacionalistas catalanes.

Hoy, sin embargo, la portavoz socialista de Pesca, Consuelo Rumí, ha señalado que esta reforma "necesaria" podría haber sido "más ambiciosa" y haber "solucionado problemas que han quedado de nuevo en la ambigüedad". Algo que se podría haber evitado, cree, si el Gobierno no hubiera dejado para el final de la legislatura su tramitación y hubiera habido más tiempo par ala negociación.

El portavoz económico de UPyD, Rafael Calduch, ha valorado que éste haya sido "uno de los pocos proyectos negociados" con la oposición, lo que ha permitido aprobar una ley que, "aunque no es perfecta", sí llega "mejorada" del Senado. "Ese es el proceder que se debería haber seguido toda la legislatura", ha añadido.

Carles Campuzano (Convergència) se había congratulado por la inclusión de neskatillas y empacadoras en el régimen especial de la Seguridad Social, algo que el PNV "planteaba desde hace mucho tiempo", aunque finalmente no se ha cumplido; y por el BNG, Olaia Fernández Davila ha mostrado su "satisfacción" ante los cambios introducidos en el Senado en el proyecto de ley.

Por su parte, Josep Pérez Moya, de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), ha criticado que no se haya "afinado más" sobre los colectivos a incluir en este régimen especial. "Por eso, aun reconociendo mejoras en la protección de la mujer en las labores del mar, son insuficientes y no podremos votar a favor del texto", ha lamentado.

NUEVOS COLECTIVOS BENEFICIARIOS

Con este proyecto de ley se incorporan por primera vez al Régimen Especial de la Seguridad Social para Trabajadores del Mar unos 3.000 trabajadores autónomos y asalariados de diferentes grupos profesionales.

Entre ellos, el personal de plataformas, los observadores de pesca, los investigadores, el personal de seguridad, el de acuicultura, los buceadores profesionales, los estibadores portuarios, el personal administrativo, las rederas o los autónomos de la Marina Mercante.

No obstante, mariscadores, percebeiros, recogedores de algas, buceadores extractores de recursos marinos, rederos y armadores que ejerzan su actividad pesquera a bordo de un buque como técnicos o tripulantes, entre otros colectivos, estarán obligados a concertar con la entidad gestora de la Seguridad Social la protección por contingencias comunes y a cotizar por la formación profesional.

Además, para algunos profesionales esto no tendrá efectos hasta 2016, y también se aplaza hasta el año próximo la nueva división en grupos de los trabajadores del sector marítimo-pesquero a efectos de cotización, así como la aplicación de los coeficientes correctores.

Otras novedades importantes del proyecto de ley son la nueva definición que se hace de los beneficiarios de las prestaciones que gestiona el Instituto Social de la Marina (ISM), independientemente del régimen en que se hallen encuadrados, y la decisión de considerar tiempo efectivamente realizado los periodos de desembarco por enfermedad, accidente, vacaciones, permisos y licencias retribuidas para los coeficientes reductores de la edad de jubilación.

ESTUDIO SOBRE LOS BUCEADORES DEPORTIVOS.

Por otra parte, las pensiones de incapacidad permanente absoluta para todo trabajo o de gran invalidez derivadas de contingencias comunes se entenderán causadas aunque en el momento del hecho los interesados no se encontraran dados de alta en la Seguridad Social, como ya se prevé en el Régimen General.

La norma simplifica asimismo la regulación del Régimen del Mar, ya que recoge solamente las especificidades del mismo en materia de cotización y coeficientes reductores de la edad de jubilación, que serán de un máximo de diez años, refiriéndose en el resto de materias a la normativa general de la Seguridad Social.

Durante la negociación del proyecto de ley, el Gobierno ha aceptado incluir una disposición por la que se le mandata a realizar, en el plazo de un año, estudios para establecer si el trabajo de los buceadores deportivos y recreativos reúne los requisitos necesarios para ser incluidos en el régimen especial.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin