Economía

El Banco Mundial recorta sus previsiones para China y Asia Oriental

Foto Archivo

El Banco Mundial ha recortado este lunes sus previsiones de crecimiento en 2015 y el 2016 para Asia Oriental y Pacífico, afirmando que el panorama se ve empañado por el riesgo de una fuerte desaceleración en China y los posibles efectos secundarios de unos aumentos previsto en las tasas de interés en Estados Unidos.

El organismo, con sede en Washington, espera ahora que la región, que incluye a China, crezca un 6,5% en 2015 y un 6,4% en el 2016, frente a una expansión de un 6,8% en 2014. Su pronóstico anterior ofrecido en abril era de un crecimiento de un 6,7% tanto en 2015 como en 2016.

"El escenario base para el crecimiento regional está sujeto a un grado de incertidumbre mayor que lo habitual, y los riesgos son ponderados a la baja", ha sostenido en su último reporte de Actualización Económica para Asia Oriental y Pacífico.

Efectos de los tipos de interés

"En particular, la incertidumbre rodea a la trayectoria y los efectos secundarios ligados al reequilibrio económico de China y la normalización esperada de la política de tasas de interés en Estados Unidos", ha agregado.

Así, el Banco Mundial ha manifestado que las revisiones a la baja de las previsiones regionales de expansión reflejan principalmente una desaceleración moderada de la economía china, que se espera que crezca un 6,9% en 2015 y un 6,7% en 2016, frente al 7,3% que registró en 2014. El pronóstico anterior era que China creciera un 7,1% en 2015 y un 7% en 2016.

Se prevé que el crecimiento de la región en desarrollo de Asia Oriental excluyendo a China se mantenga estable en 2015 en un 4,6% antes de acelerar a un 4,9% en 2016, según el Banco Mundial.

Estos pronósticos fueron igualmente revisados a la baja desde las previsiones anteriores de un crecimiento de un 5,1% en 2015 y de un 5,4% en 2016.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud