Economía

Evolución de los precios del barril de Brent desde 2000

Madrid, 8 sep (EFECOM).- El precio del barril de Brent está descendiendo tras un largo periodo en el que las subidas han sido constantes, motivadas por el clima y las tensiones bélicas.

El 7 de septiembre de 2006, al cierre de la sesión, el precio era de 66,46 dólares, según el Internacional Exchange Futures de Londres (ICE), doce dólares menos que su máximo más reciente, alcanzado el pasado 7 de agosto que se situó en 78,64 dólares.

El incremento del precio del barril de crudo Brent batió su récord en los últimos meses, según los expertos, empujado por la crisis de Oriente Próximo y debido a los temores sobre las posibles interrupciones del suministro con motivo de la ofensiva armada de Israel sobre el Líbano.

El progreso de los precios también estuvo motivado por la amenaza de tormentas en el Caribe que podían convertirse en huracanes que alcanzaran el Golfo de México.

Esta no es la primera vez que el crudo logra estos precios desorbitados, por ello en 2000 la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) llegó a un acuerdo para estabilizar el precio del barril entre 22 y 28 dólares, utilizando la oferta de petróleo, con el fin de alcanzar una media anual de 25 dólares.

Sin embargo, a partir de noviembre de 2002 la amenaza de una nueva guerra en Irak y del bloqueo del suministro de petróleo desde el Golfo Pérsico, motivó el encarecimiento del precio del crudo hasta producirse a finales de año un ascenso de un 57 por ciento más caro que la misma jornada del año anterior.

El precio del barril de Texas quedó en 31,20 dólares y el de Brent en 28,66.

En enero de 2003 el precio medio del barril de Texas fue de 32, 99 dólares, 31,32 el del Dated Brent y 28,02 dólares el Dubai, según los datos de la Agencia Internacional de la Energía.

El valor del crudo continuó su tendencia alcista y el 7 de marzo de ese año los contratos para abril del Texas, el de referencia en el mercado de Nueva York, alcanzaron los 37,78 dólares por barril. Ese mismo día, el Brent cerró a 34, 10 en el mercado londinense.

A finales de 2004 hubo una escalada considerable del barril de crudo de Brent ya que acercó sus precios a los 52 dólares. Durante este año el mercado reaccionó a distintos factores como la incertidumbre en Oriente Medio, las consecuencias de los huracanes en el Caribe y la fuerte demanda en China.

A principios de 2005 se observó una tendencia bajista en el Brent que situaba su precio en torno a los 44 dólares, sin embargo en junio de ese año el barril se llegaba a negociar por encima de los 58 dólares, y el 30 de agosto de 2005 el precio alcanzó un máximo histórico al cotizar a 68,89 dólares.

El crudo se revalorizó un 40 por ciento en un año y no paró de marcar récords durante este tiempo.

El 2 de mayo de 2006 el precio del crudo del Brent del Mar del Norte marcó su décimo récord consecutivo al cotizar a 74,97 dólares. En julio de este año el barril se cotizó a 78,10 dólares empujado por el conflicto de Oriente Medio.

Según los analistas, el repunte del precio del petróleo se ha debido a la escalada de los ataques cruzados entre Israel y el Líbano y a la crisis de Irán por su polémico programa nuclear.

A principio de agosto de 2006 el crudo volvió a alcanzar su récord al colocarse en 78,64 dólares el barril, coincidiendo con la guerra en Israel y la milicia chiíta libanesa Hizbulá.

Sin embargo, tras el alto al fuego en el Líbano a mediados de este mes el Brent empezó a cotizarse a la baja alcanzando los 74,34 dólares, y el 30 de agosto, y por primera vez desde el mes de junio de este año, terminó el día por debajo de los 70 dólares, incluso marcó un mínimo de 69,48 dólares, el más bajo de los dos últimos meses.

El 7 de septiembre de 2006 el barril del crudo del Mar del Norte se cotizaba a 66,46 dólares.

La suave caída de los precios se produce, según los expertos, después de que el departamento de Energía estadounidense anunciara una inesperada alza de las reservas de gasolina.

Además, la ausencia de huracanes que amenacen la industria petrolera en el Golfo de México es otro factor favorable para la inclinación bajista de los precios.

Pese a las alzas, el crudo se mantiene por debajo de los máximos alcanzados con motivo de la revolución islámica de 1979, cuando un barril llegó hasta los 80 dólares. EFECOM

mgl/doc/cs

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin