Economía

La Junta de Repsol aprueba reelegir a Brufau como presidente y reforzar las funciones de Jon Imaz

Gortázar sustituye a Nin como consejero representante de CaixaBank

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La Junta General de accionistas de REPSOL (REP.MC)ha aprobado la reelección de Antonio Brufau como presidente de la compañía y el reforzamiento de las funciones del consejero delegado, Josu Jon Imaz, que ha sido ratificado como consejero y primer ejecutivo de la petrolera.

Brufau e Imaz han presentado a los accionistas el balance del año 2014 y los principales hitos alcanzados en los primeros meses de 2015 por el grupo. Asimismo, el presidente de la petrolera anunció que, una vez cumplidos los requisitos acordados por las partes, la integración de la compañía canadiense Talisman se realizará el próximo 8 de mayo, fecha en la que, además, se conocerá la nueva estructura organizativa, en la que Imaz contará con todas las funciones ejecutivas.

Así, la Junta aprobó las cuentas anuales de Repsol en el ejercicio 2014, en el que obtuvo un beneficio neto ajustado de 1.707 millones de euros, gracias a las fortalezas derivadas de ser una compañía integrada, que le salvaguarda ante escenarios adversos.

Además, se aprobó la reelección de los consejeros independientes Luis Carlos Croissier, Angel Durández, Mario Fernández, y del vocal independiente en representación de Sacyr, José Manuel Loureda. También ratificó los nombramientos del propio Imaz y John Robinson West como miembros del consejo.

Por otro lado, el consejo de Repsol acordó, a propuesta de CaixaBank, el nombramiento de Gonzalo Gortázar como consejero de la sociedad para cubrir la vacante dejada por la renuncia de Juan Maria Nin.

En el orden del día también figuraba la propuesta de un dividendo, bajo la fórmula del 'scrip dividend', equivalente a 0,50 euros brutos por acción. Este dividendo flexible sustituye al que habría sido el complementario con cargo al ejercicio 2014 y situará en torno a un euro la retribución anual.

La junta de accionistas se pronunció además a favor de la modificación de ocho artículos de los estatutos sociales relativos a la asamblea general, además de otros diez relacionados con el consejo de administración.

BLINDAJE 'ANTI PEMEX'.

Entre estos cambios figuraba la retirada del blindaje estatutario aprobado hace un año en el que se elevaba al 75% el apoyo necesario del accionariado para una eventual escisión de las actividades de 'upstream' y 'downstream'.

Este blindaje, aprobado en la junta de accionistas del año pasado, fue considerado un movimiento para impedir que la petrolera mexicana Pemex, que por entonces tenía un 9,3% del capital y que ahora ha dejado de ser accionista significativo, pudiera promover una escisión de la compañía española.

Repsol ha decidido ahora retirar estas cautelas porque quedan "absorbidas por otras rúbricas más genéricas", ya que la nueva ley "ha introducido una disciplina más severa en los conflictos de interés". Por este motivo, "no parece necesario" mantener este tipo de exigencias de mayoría, que podrían restar flexibilidad a la compañía.

Conforme a la nueva legislación, las decisiones sobre posibles escisiones de activos que supongan más del 25% de la compañía requieren la convocatoria de junta de accionistas, al tiempo que al votarse las mismas no podrán participar los accionistas que puedan incurrir en conflicto de interés.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin