Economía

Economía.-Bruselas dice que hay instrumentos suficientes para evitar crisis graves tras liberalización del sector lácteo

BRUSELAS, 26 (EUROPA PRESS)

El comisario de Agricultura, Phil Hogan, ha asegurado este jueves que existen "instrumentos suficientes" en la Unión Europea para apoyar a los productores lácteos en el paso a la liberalización del sector, que se iniciará la semana próxima con el fin del sistema de cuotas de producción, y evitar así que se produzcan crisis graves en esta transición.

"Estaremos vigilantes en caso de amenazas graves (para el sector)", ha dicho el comisario en una rueda de prensa ofrecida en Bruselas para enviar un mensaje de tranquilidad a los productores, preocupados por el fin de un sistema que regula el mercado lácteo desde hace 30 años y que expira el próximo 31 de marzo.

Hogan ha celebrado el cambio a una producción "más orientada al mercado" y que "por primera vez", los productores "tendrán que responder" al mercado, en un momento en el que la demanda crece a buen ritmo, ha dicho, lo que permite "mirar al futuro con optimismo".

Según los datos ofrecidos por Bruselas, las exportaciones lácteas de la UE han aumentado un 45% en volumen durante los últimos cinco años y un 95% en valor durante el mismo periodo; y el Ejecutivo comunitario estima que esta tendencia se mantendrá en el futuro, sobre todo en productos "con valor añadido", como el queso o ingredientes para compuestos nutricionales.

Con todo, el comisario ha admitido que la liberación del sector podría dar lugar a cierta "inestabilidad" en los precios, pero se ha mostrado seguro de que la Política Agraria Común (PAC) ofrece "instrumentos suficientes para hacer frente a crisis graves".

Por ejemplo, a través de los programas de desarrollo rural para apoyar a los agricultores instalados en áreas vulnerables, como la montaña, en donde los costes de producción son mucho mayores.

El comisario ha insistido en que el Ejecutivo comunitario estará "al lado" de los productores para evitar que se vean perjudicados por la liberalización del sector o por otros factores que puedan desestabilizar el mercado -como el veto ruso el año pasado--, pero ha dejado claro que "por el momento, no es necesario intervenir".

Durante la negociación de la reforma de la PAC que se cerró el pasado año, varios Estados miembros intentaron aplazar el fin del sistema de cuotas, pero el entonces comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, rechazó una nueva prórroga alegando que fue una decisión consensuada por todos los países de la UE y que se había dado el tiempo suficiente a los productores para adaptarse.

La UE acordó en 2003 liberalizar el sector y la decisión fue confirmada en 2008, en el marco de una revisión de la PAC. El sistema de cuotas establece un máximo de producción por agricultor a cada Estado miembro y fija una "supertasa" para los países que exceden la producción asignada.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin