Economía

Economía.- (Ampl.) La banca española obtuvo un beneficio atribuido de 7.449 millones hasta septiembre, un 11,1% más

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Los grupos bancarios españoles han obtenido un beneficio atribuido de 7.449 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento de 11,1% respecto al mismo periodo del pasado ejercicio, según datos presentados por la Asociación Española de la Banca (AEB).

Este beneficio no tiene en cuenta el efecto del incremento del perímetro por la incorporación de Abanca a las cuentas consolidadas a finales de junio, según han explicado desde la AEB.

La entidad gallega presenta un ajuste de consolidación derivado de su proceso de integración con Banco Echeverría. Con este efecto, el beneficio atribuido de los bancos españoles ascendería a 9.723 millones, un 45,1% más.

En una presentación titulada '2014: se consolida la recuperación', el secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, ha puesto en valor que la cuenta de resultados de las entidades se caracteriza por la fortaleza de los ingresos, la contención de gastos y el esfuerzo en provisiones y saneamientos.

En concreto, el resultado de la actividad de explotación aumentó un 20,2% hasta septiembre, mientras que las dotaciones y provisiones se han mantenido en un cifra similar a la registrada en los nueve primeros meses de 2013, con 17.412 millones. Mientras, la ratio de mora de los grupos bancarios españoles se situó en el 8,07% a septiembre, seis puntos básicos menos.

BALANCE AGREGADO

El balance agregado de los grupos bancarios españoles aumentó en 120.488 millones de euros, hasta alcanzar los 2.417 millones, un 5,2% más, debido al citado efecto perímetro.

Por el lado del activo, el crecimiento del balance se ha debido al incremento de un 4% en el crédito a la clientela, hasta los 53.560 millones de euros, y a las inversiones en renta fija, que han aumentado un 20,7%, hasta los 69.323 millones.

Según la AEB, este aumento del activo se ha financiado con un importante crecimiento de los depósitos de la clientela por 72.700 millones de euros (+6,1%), una mayor apelación a la financiación de otras entidades de crédito, por importe de 22.642 millones; y el fortalecimiento del patrimonio neto por 15.452 millones (+9,4%). La cobertura depósitos/créditos se eleva hasta el 91%, desde el 89% de un año antes.

En este periodo de tiempo, el ratio de capital de máxima calidad, conocido como common equity tier 1 (CET1), ha pasado del 11,43% estimado en septiembre de 2013 al 11,54% en la actualidad.

La patronal destaca que la estabilidad y fortaleza de la parte más recurrente de la cuenta de resultados se apoya en el crecimiento registrado por el margen de intereses en un 7% anual, lo que se ha trasladado al margen bruto, que ha ganado 28 puntos básicos.

Por otra parte, se ha mantenido la contención de los gastos de explotación y el esfuerzo en dotaciones y provisiones, por lo que la ratio de eficiencia ha mejorado en 1,4 puntos porcentuales hasta situarse en el 48,8%.

ESTADOS INDIVIDUALES

A diferencia de lo que ha sucedido con el balance agregado, los estados individuales se han visto reducidos en 52.497 millones de euros, lo que supone un recorte del 3,56%.

En el activo, el crédito de la clientela disminuye en 26.372 millones de euros, un 3,4% menos que el saldo existente un año antes. En el pasivo, disminuyen en 27.013 millones (-16,2%) el saldo de valores emitidos y también lo hacen los depósitos de la clientela por un importe de 10.969 millones de euros (-1,5%).

El descenso del 5,8% en el margen de intereses se ve compensado por el buen comportamiento del resultado de operaciones financieras (+23,5%) y por la contención de los gastos de explotación, que se reducen en un 1,7%. Todo ello sitúa el margen de explotación antes de dotaciones en 12.178 millones, similar al registrado un año antes.

El esfuerzo en dotaciones y provisiones alcanza los 7.284 millones, un 20,2% menos que el realizado en el mismo periodo de 2013, aunque todavía representa un 60% del margen de explotación. La ratio de mora de los bancos españoles es del 13,59%, tras experimentar un ligero aumento de 38 puntos básicos respecto a la de septiembre del año anterior.

Después de registrar los resultados no recurrentes y el gasto por el impuesto de sociedades, el resultado del ejercicio se sitúa en 4.069 millones de euros, un 31,2% superior al obtenido un año antes, y representa una rentabilidad del 0,39% de los activos totales medios del periodo, 12 puntos básicos más que en septiembre de 2013.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin