Economía

El conflicto moral de la deuda: ¿pagar todo o perdonar a los deudores?

  • La lucha entre acreedores y deudores existe desde siempre
  • Hacen falta soluciones flexibles: solo con números se traen penurias
  • El problema sin resolver: limitar el crédito sin coartar la libertad

Cada colapso económico trae una demanda de perdón de la deuda. Los ingresos necesarios para devolver los créditos se evaporan y los activos utilizados como garantías han perdido su valor. Los acreedores demandan su parte, los deudores claman por un alivio. Todo problema de deuda encarna una encrucijada moral, tal y como analiza el economista Robert Sidelsky en The Project Syndicate.

Desde que comenzó la crisis, el excesivo endeudamiento, tanto público como privado, se ha convertido en una carga cada vez más pesada y un lastre para la recuperación económica de buena parte del mundo. Además, la propia dinámica de la crisis ha hecho que las distinciones entre deuda pública y privada se hayan borrado en cierta manera.

Los problemas de deuda y de austeridad

Esto ha sido provocado por los rescates bancarios. En casos como el de Irlanda, Grecia o incluso España, el mal estado de la banca y la expectativa de un rescate hizo temer por la propia solvencia de los países a los que pertenecían esas entidades. De ahí los esfuerzos de la Eurozona de separar el riesgo de las entidades del riesgo de los países, algo que los mercados tardaron en apreciar. 

Una de las consecuencias de los rescates bancarios fue un aumento de la deuda pública, con reestructuraciones incluidas. Las maltrechas finanzas estatales fueron la principal justificación de las políticas de austeridad que han prolongado la crisis, justifica Sidelsky, profesor emérito de Política Económica de la Universidad de Warwick y miembro de la Academia Británica de historia y economía. 

Esta situación no es nueva. Los conflictos entre acreedores y deudores han sido un problema desde los tiempos de Babilonia. La ortodoxia siempre ha defendido los derechos sagrados del acreedor, mientras que la necesidad política ha pedido habitualmente un respiro para los deudores. Quién gana en cualquiera de estas situaciones depende tanto de los problemas de los acreedores como de la fuerza de cada una de las partes.

Entre medias de este conflicto siempre se ha situado la moralidad. Los acreedores, en nombre de su derecho a ser repagados, históricamente han creado tantos obstáculos legales y políticos para evitar el impago como han podido. Y para ello han insistido en duras sanciones (que podían llegar a la esclavitud) para los deudores que cometieran impago.

La moral, sin embargo, no siempre ha estado del lado de los acreedores, recuerda el académico. En el Nuevo Testamento, deuda significa pecado, pero a pesar de ello, Mateo apoya la absolución: "perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores". De hecho, hay una gran resistencia social a las sanciones que implican pérdida de la propiedad, lo que significa que las ejecuciones y los embargos casi nunca se han llevado al extremo.

Protección de acreedores y de deudores

A lo largo de la historia, la posición de los acreedores también ha sido protegida por figuras como la prohibición de la usura, esto es, aplicar tipos de interés excesivamente altos. De hecho, la política de los bancos centrales desde 2009 es un ejemplo de esfuerzos para proteger a los deudores (hipotecados que ven bajar sus cuotas o gobiernos que necesitan financiarse).

La verdad es que la relación entre acreedores y deudores no implica ninguna ley de hierro moral, simplemente es una relación social que siempre debe ser negociada. Cuando se afronta el problema solo con precisión numérica e inflexibilidad, el conflicto y la penuria aparecen pronto.

La moraleja de este conflicto recurrente sobre la deuda no es que se deje de prestar dinero, ya que sin la deuda la humanidad no habría avanzado del modo en que lo ha hecho. Sidelsky propone que tanto la demanda como la oferta de crédito se limiten a lo que una economía sea capaz de producir. Sin embargo, cómo hacerlo manteniendo la libertad de empresa es una de las grandes cuestiones sin resolver de la política económica.

comentariosforum40WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 40

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
LOOL
A Favor
En Contra

ESTO ES INVIABLE, LA SOLUCIÓN ES EL PERDÓN (NEGOCIACIÓN DE LOS TÉRMINOS DE PAGO CON ACREEDORES)

Puntuación -13
#1
A ver si lo he entendido
A Favor
En Contra

Si los bancos alemanes ha prestado a las cajas de ahorro dinero por encima de sus posibilidades y estas no han podido devolverlo , según Mariano y Anfela lo tenemos que pagar entre todos los españoles.

Puntuación 18
#2
paco
A Favor
En Contra

La solución es que cada uno de ambos asuma su parte de culpa, generalmente ninguna de ambas partes está libre de ella.

Puntuación 19
#3
ciudadano
A Favor
En Contra

ya somos esclavos de los acreedores, no hay vuelta atras.

solo una guerra y 40 años de bloqueo economico puede salvar españa.

Puntuación 10
#4
Boliviano
A Favor
En Contra

asi es numero 2. callate y paga como todo el mundo. y el año que viene vota al PP.

Españoles retrasados.

Puntuación -6
#5
contribuyente
A Favor
En Contra

4

Nadie nos ha esclavizado, en general si somos deudores lo somos voluntariamente, no se de nadie que le hayan puesto una pistola para firmar un crédito.

Puntuación 5
#6
ciudadano
A Favor
En Contra

numero 6. yo no he firmado ningun credito y estoy pagando las consecuencias de la deuda publica (recortes y recortes)

empresas cierran y miles de personas pierden sus empleos. esos trabajadores pueden tener deuda o no, pero ya no tienen empleo y viene a consecuencia de la deuda de otro.

enterate estamos pagando la deuda de otros

Puntuación 40
#7
Fuengirola
A Favor
En Contra

6. Tampoco le han puesto una pistola a nadie para prestar dinero

Puntuación 20
#8
Koke
A Favor
En Contra

Toma 10 y dame 12.

Y asi con cada nueva moneda puesta en la calle.

Luego cuando no hay dinero para devolver esos Euros de mas que son los intereses, hablamos de problema moral o estafa economica?

El sistema deudor moroso, como el nuestro, termina en impago cuando el banquero deja de prestar y se para la rueda de la creacion de dinero nuevo.

Puntuación 14
#9
Al 6
A Favor
En Contra

Si los bancos alemanes han prestado demasiado dinero a los bancos españoles , esos problemas que lo arreglen entre ellos , los ciudadanos españoles no tenemos que pagar ni un euro de eso.

Puntuación 18
#10
Gallego
A Favor
En Contra

los andaluces abarcan mas del 50 % de los parados en españa y esos parados ai que mantenerlos con el dinero de los demas españoles honrados.

encima se quieren llevar el trabajo de galicia a cadiz, venga por favor! solo quieren ferias y carnavales

emigrad fuera y ganaros la vida!

Puntuación -8
#11
F
A Favor
En Contra

Si losa creedores perdonaran al menos la deuda ficticaq,la deuda financiers(intereses,comisiones,etc),creo que seria mejor para todos,los Deudores aliviados de dudas,podrian comprar mas a sus acreedores y esros cobrarían la Deuda real,va a tenr razón Pablo Iglesias de Podemos....

Puntuación -1
#12
please
A Favor
En Contra

8 A mí me ponen una pistola por medio de impuestos y no he pedido créidito para pagar entre otras cosas las fiestas de los gobernantes con nuestrom dinero, si obras infladas, ni eres, ni créditos a empresas quebradas de los amigos, ni nada de ésto. Esas que las paguen ellos.

Puntuación 24
#13
F
A Favor
En Contra

Ya está bien de meterse con los Andaluces paletos,nunca habhais del turismo que se genera en Andalucia,de las hortalizas de Almeria y otras provincias,del carisma en general que tiene Andalucia en el mundo entero,parece que envidiais a los Andaluces....

Puntuación -6
#14
que los pepas
A Favor
En Contra

El paro se lo pagan ellos, cuando les descuentan un ojo de la cara e impuestos. No veo que hables de subvenciones a empresas que pagan los parados con su paro.

Puntuación 1
#15
eso
A Favor
En Contra

No toda la deuda es legítima, los chanchullos por amistad y agujeros negros no debemos de pagarlos los demás. Que se lo reclamen los alemanes.

Puntuación 6
#16
jo de te tú
A Favor
En Contra

11 Gallego ¿Que se jo.dan fabra?

Puntuación 1
#17
riesgo
A Favor
En Contra

Buen articulo.

Los prestamos a quien sea son un negocio y todo negocio implica riesgo.

Yo monto un negocio y puede que me vaya mal perdiendo dinero y nadie me va a pagar mi mala gestion.

Si los bancos alemanes y otros les sale mal el negocio que asuman sus perdidas y no quieran que todo una nacion haga de aval sin consentimiento previo.

Puntuación 13
#18
Risk
A Favor
En Contra

Buen articulo.

Los prestamos a quien sea son un negocio y todo negocio implica riesgo.

Yo monto un negocio y puede que me vaya mal perdiendo dinero y nadie me va a pagar mi mala gestion.

Si los bancos alemanes y otros les sale mal el negocio que asuman sus perdidas y no quieran que todo una nacion haga de aval sin consentimiento previo.

Puntuación 2
#19
Brasil
A Favor
En Contra

que sepais que las tarjetas black las vais a pagar todos vosotros.

la imagen que españa esta dando en el exterior es lamentable

luego vais por ahi promocionando la marca españa, que ya es peor que el made in taiwan.

lamentable

Puntuación 8
#20
JM
A Favor
En Contra

Si los que han prestado dinero no cobrasen, no ocurriría nada, si lo prestan es que no lo necesitan, no digo de no pagar, sino pagarlo en cómodos plazos y no llevar a un país a la miseria, exceptuando a los políticos, ellos viven como reyes y no obstante también como ladrones.

Puntuación -1
#21
nicaso
A Favor
En Contra

Las palabras de San Mateo no creo que tengan que ver con las deudas dinerarias. Las deudas dinerias se tiene que pagar, salvo insolvencia total,porque si no nadie prestaría y la gente se endeudaría sistemáticamente porque no pasaría nada. Pedir hipotecas sin tener con que y despues pensar que nadie te puede quitar tu vivienda por eso de que es un derecho se me antoja un despropósito. Lo mismo pasa con los países, si no se responde los aspirantes a gobernar ofrecerán cualquier cosa y endeudarán al país hasta el cogote con tal de conseguir el voto del ciudadano. Los ciudadanos tienen que ser conscientes de estos hechos antes de tomar decisiones.

Puntuación 3
#22
ciudadano
A Favor
En Contra

A la hora de negociar la deuda debería determinarse qué parte de esa deuda es realmente legítima pues toda inversión tiene un riesgo, y si los acreedores dieron dinero sin calcular bien el riesgo han de asumir su parte del error.

Aclarados esos aspectos se podría plantear negociar una quita o suavizar los plazos de pago... en definitiva, no nos negamos a pagar, pero no queremos pagar en condiciones inviables.

Puntuación 2
#23
socializando pérdidas
A Favor
En Contra

Y los créditos a las empresas de los amigos que no tienen para pagar con presupuestos inflados e inútles como castor también lo pago yo. Y no es mío.

Si quiebra una empresa propia, pagas tú. Pero para los amigos pagan todos.

Socializando solo algunas pérdidas.

Puntuación 3
#24
negociar quitas
A Favor
En Contra

Las quitas ya se hacen aquí entre particulares y concesionarias de crédito. Es decir prefieren cobrar menos a nada. Otra cosa es que tengamos un gobierno que no sepa o no le interesa negociar asuntos de las pérdidas de los amigos, que ya sabemos luego por donde hay puertas giratorias.

Puntuación 1
#25