Economía

La OCDE recomienda a los bancos que sigan limitando el reparto de dividendos

Madrid, 8 sep (EFE).- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recomienda a la banca española que limite el reparto de dividendos más allá de 2014, el plazo fijado y posteriormente ampliado por el Banco de España.

Así se desprende del informe bienal sobre la economía española publicado hoy por el organismo, que añade que el objetivo de esta recomendación es "velar por que los bancos estén suficientemente capitalizados" para sustentar la recuperación económica.

De esta forma, la OCDE extiende al conjunto de la banca española la condición establecida sólo para las entidades nacionalizadas en el Memorándum de Entendimiento (MOU) con el que Bruselas fijó las condiciones que España debía asumir al aceptar la ayuda financiera que recibió en 2012 para sanear el sector financiero.

Posteriormente, el Banco de España recomendó a todo el sector que limitara el reparto de dividendos al 25 % del beneficio consolidado, una recomendación que renovó el pasado mes de febrero para todo 2014.

Volviendo al informe, la OCDE considera que el sector financiero español está "bien posicionado" para hacer frente al análisis de la calidad de los activos que realizará el BCE y a las posteriores pruebas de resistencia.

Sin embargo, añade el informe, los desequilibrios macroeconómicos que persisten, como los altos niveles de endeudamiento y desempleo, podrían pesar significativamente sobre los bancos en los escenarios de mayor tensión.

La dependencia de la banca de la financiación del Banco Central Europeo (BCE) sigue siendo elevada y sus balances cuentan con un importante volumen de deuda pública.

Los riesgos pendientes, añade el informe, responden en su mayoría a la evolución de los préstamos dudosos, en particular si la intensidad de la recuperación de España y el conjunto de la UE resulta inferior a lo previsto.

Entre otros, la OCDE cita a la Sareb, la entidad creada para gestionar y vender los activos inmobiliarios tóxicos de la banca, que afronta el reto de desprenderse de esa cartera "aumentando su valor al máximo".

Esta entidad, que registró pérdidas superiores a las previstas en 2013 por las elevadas dotaciones a provisiones que tuvo que realizar, debería aumentar sus ventas en 2014, dice la OCDE, que añade que su rentabilidad dependerá, en gran medida, de la dinámica del precio de la vivienda.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin