Economía

Alemania se resiente de las tensiones con Rusia: la producción industrial crece menos de lo previsto en junio

La mayor economía de Europa se está viendo presionada por las tensiones políticas con Rusia. La producción industrial de Alemania creció el 0,3% en junio en términos ajustados, desde la caída del 1,7% que registró en mayo, según los datos publicados hoy por el Gobierno germano.

Se trata del primer repunte del indicador en cuatro meses, pero se ha quedado muy por debajo de las expectativas del mercado, que había previsto de media un avance del 1,2%.

En términos interanuales, la producción industrial retrocedió el 0,5%.

Según los analistas, Alemania, principal socio comercial de Rusia en Europa, podría estar empezando a notar las consecuencias de la crisis de Ucrania. La situación irá a más si Moscú mantiene su decisión, anunciada ayer, de vetar las importaciones de productos europeos.

"Las tensiones geopolíticas, que se han intensificado de nuevo en julio y se han reflejado en el último Ifo de confianza empresarial, podrían frenar el impulso", señalan desde BNP Paribas.

Ayer se publicó el dato de pedidos recibidos por las fábricas alemanas durante el pasado mes de junio, cuando experimentaron una caída del 3,2% con respecto a mayo.

Se trata de la mayor caída mensual del indicador desde septiembre de 2011 y supera ampliamente las estimaciones de los expertos, que de media esperaban una subida del 0,9%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

erasmus
A Favor
En Contra

La crisis generada por las tensiones en Ucrania es pobre excusa.

Que la principal economía de la eurozona estaba empezando a sentir los resultados de sus erróneas políticas económicas impuestas a los socios europeos, era hecho cantado.

Hora es ya de reconocer que se han cometido gravísimos errores, que están retrasando la salida real de la crisis.

En España, nos pintan ahora un panorama casi idílico de salida de una crisis, basado enteramente en utopías.

La economía esta globalizada y dependemos de una Europa cuyo futuro es incierto porque, a pasar de que los hechos son ya completamente innegables, se sigue sin rectificar.

El BCE solo no podrá hacer sino poner parches para aliviar al maltrecho sector financiero. Es necesario un cambio de políticas enfocado a un crecimiento sostenible, enterrando definitivamente el enfoque actual.

Puntuación 4
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Alí Jalá
A Favor
En Contra

Las sanciones a Rusia están diseñada por los EEUU para debilitar a la Unión Europeo y hacerla dependiente de futuras exportaciones de hidrocarburos estadounidenses. Ha sido una gran estupidez por parte de Europa que no ha sabido identificar sus propios intereses, ni dónde está su verdadero enemigo.

Puntuación 5
#2