Economía

Economía/Empresas.- (Ampliación) Coca-Cola Iberian Partners nombra a Manuel Pimentel como mediador con los sindicatos

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Coca-Cola Iberian Partners (CCIP) ha nombrado a Manuel Pimentel como interlocutor con los sindiacatos, después de que la Audiencia Nacional declarase nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) del embotellador único en España, que afectaba a 1.190 empleados y que conllevó el cierre de cuatro plantas.

"Coca-Cola Iberian Partners ha vuelto a tomar la iniciativa anunciando hoy su intención de volver a retomar el diálogo y buscar un acuerdo con sus trabajadores", ha subrayado la embotelladora, que de esta forma vuelve a abrir la vía de la negociación con los sindicatos.

Con esta decisión, que CCIP ya ha adelantado a los representantes sindicales, la empresa confía en la responsabilidad de todas y cada una de las partes implicadas para iniciar un diálogo "constructivo" que culmine con un acuerdo que "haga compatible la defensa de los intereses de todos los trabajadores, con el futuro de su nuevo proyecto empresarial".

No es la primera que vez que Pimentel afronta una misión de este tipo, ya que también medió en la negociación de 2011 entre Aena y los controladores aéreos.

La firma contará con el que fuera ministro de Trabajo en el Gobierno de José María Aznar como interlocutor en el nuevo periodo de conversaciones propuesto por la compañía a los representantes sindicales, al considerar que tiene una una "amplia y reconocida experiencia" en este tipo de procesos.

"La compañía reitera así su vocación de lograr la mejor solución para todos", ha subrayado.

De esta forma Pimentel tomará las riendas de la negociación con los sindicatos después de que esta semana la firma anunciara que interpondrá un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia dictada por la Audiencia Nacional el pasado 13 de junio.

El embotellador único de Coca-Cola en España subraya que forma un proyecto empresarial de "gran relevancia" para la economía nacional, ya que da lugar a la creación de la mayor empresa agroalimentaria del país, asegura el presente de sus más de 4.500 trabajadores directos y más de 15.000 empleos indirectos, y abre para todos ellos un escenario de oportunidades a través del crecimiento futuro del negocio tanto dentro como fuera de España.

La Audiencia Nacional declaró nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Coca-Cola Iberian Partners (CCIP), que afectaba a 1.190 empleados y que conllevó el cierre de cuatro plantas, lo que supone la reincorporación de los trabajadores afectados a sus puestos de trabajo.

La compañía ejecutó finalmente 821 despidos de los 1.190 que contemplaba el expediente, los cuales deberán ser readmitidos por la empresa con el abono de los salarios dejados de percibir.

De esta forma, la sala de lo Social de la Audiencia Nacional estimó las demandas de los sindicatos UGT, CC.OO. y CSI-F contra la decisión de la empresa de aplicar el ERE, argumentando causas organizativas y productivas.

La resolución de la Sala explica que el origen del conflicto previene de la fusión de las ocho embotelladoras que la marca tenía en la Península Ibérica en una sola, en un proceso de integración del que resultó Coca-Cola Iberian Partners como compañía autorizada para preparar y envasar las bebidas en España y Portugal.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin