Economía

China prevé crecer como mínimo un 7,5% en 2014

El Gobierno chino anunció hoy que la meta mínima de crecimiento para la segunda economía mundial en 2014 será del 7,5%, la misma que se propuso en 2013 y que fue superada por dos décimas. Además, ha presentado los presupuestos para este año, en los que destaca un aumento del 12,2% en la partida de Defensa.

China además intentará controlar la inflación alrededor del 3,5% y espera que la inversión foránea al final del año -sin contar el sector financiero- aumente también un 3,5% interanual, según el informe de objetivos estatales que hoy leyó el primer ministro chino, Li Keqiang, ante el Legislativo nacional.

En la pasada década China se fijó objetivos de crecimiento económico interanual de hasta el 8%, pero la meta se redujo desde 2012, a medida que el país ralentizaba su ritmo de desarrollo, afectado especialmente por la reducción de las exportaciones que ha conllevado la crisis financiera mundial.

Dificultades

"En el último año, las dificultades fueron mayores de lo previsto pero los resultados fueron mayores de lo esperado", destacó al respecto el jefe de Gobierno ante los cerca de 3.000 legisladores de la Asamblea Nacional Popular, que hoy comenzó sus nueve días de plenario anual.

Li también anunció que China mantendrá en 2014 una política monetaria "prudente" y una política fiscal que se anticipe a los acontecimientos, en la línea de años anteriores, y subrayó que se espera un déficit fiscal para este año de 220.000 millones de dólares, un aumento del 12% con respecto a 2013.

Antes de la crisis financiera mundial, el país asiático logró crecimientos anuales casi siempre superiores al 10 por ciento, lo que le permitió pasar de ser la séptima economía mundial en 1999 a la segunda en 2010, pero Pekín espera que en los próximos años el crecimiento se frene.

El régimen comunista insiste en que busca deliberadamente esa ralentización para lograr un desarrollo económico más centrado en la calidad que en la cantidad, menos dependiente de la exportaciones -y por ello menos vulnerable a las crisis del mercado internacional- y más de su enorme y aún no del todo desarrollado mercado interno.

Por otro lado, el Gobierno chino anunció hoy un aumento del 12,2% en su presupuesto de defensa para el año 2014, hasta los 808.200 millones de yuanes (132.000 millones de dólares o 96.000 millones de euros).

El aumento, de 1,5 puntos más que el registrado en 2013, aparece en los presupuestos nacionales para 2014 también publicados hoy con motivo del inicio del plenario de la ANP.

Otras partidas con importantes aumentos son sanidad y planificación familiar (15,1%), cultura, deportes y tecnología (9,2%), empleo y seguridad social (9,8 por ciento) y educación, (9,1 por ciento), aunque en cifras absolutas el mayor gasto de los publicados es el destinado a defensa.

También destacan las reducciones en el 20,7 por ciento para el gasto en recursos naturales y tecnología de la información, "debido a la reducción en la construcción de infraestructuras" y una caída del 19,1 por cien en la partida para servicios comerciales, al finalizar la subvención que familias rurales chinas han recibido para la compra de electrodomésticos y estimular así el consumo.

El aumento en el sector militar, una vez más, es superior al crecimiento del PIB nacional chino, que fue del 7,7% en 2013, y se espera que ronde el 7,5%.

Otras potencias como Estados Unidos y Japón suelen, año tras año, criticar este aumento, que consideran excesivo, aunque Pekín afirma que responde únicamente al objetivo de modernizar unas fuerzas armadas que durante décadas se centraron más en cantidad de efectivos que en su avance tecnológico.

En este sentido, el primer ministro chino, Li Keqiang, destacó hoy en la apertura del plenario de la ANP que China "alzará el estandarte de la paz" pero también "salvaguardará su soberanía y el orden internacional de posguerra", en referencia a sus actuales conflictos territoriales con naciones como Japón.

El Ejército chino, con más de dos millones de soldados, es el más numeroso del mundo en efectivos, y conserva un importante poder político -e incluso económico- en el régimen comunista.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JP
A Favor
En Contra

La denominación SEAT, que provenía originalmente del acrónimo (Sociedad Española de Automóviles de Turismo)

Pero ahora el dinero se lo llevan los alemanes, y si se hace esto los puestos de trabajo los chinos.

Puntuación 2
#1