Economía

El Gobierno recurrirá la devolución de la extra a los funcionarios en algunas CCAA

  • Extremadura y Castilla y León han anunciado su intención de hacerlo
  • Recurrirá ante el Constitucional si abonan la paga que se suprimió en 2012
El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. Imagen: Archivo

El secretario de Estado y Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha advertido a los gobiernos de Extremadura y Castilla y León que el Gobierno recurrirá ante el Tribunal Constitucional si finalmente abonan a sus funcionarios la paga extra de Navidad que se suprimió el año pasado.

Beteta ha recordado que se está a la espera de que el Tribunal Constitucional resuelva el conflicto presentado contra la decisión del Gobierno vasco de abonar esta paga el año pasado. "Entre tanto no haya este pronunciamiento, que determine la exigencia de adoptar cualquier medida sobre la paga extra suprimida, deberá mantenerse en su total aplicación el real decreto y no se puede abonar", ha dicho Beteta en declaraciones a los medios.

El secretario de Estado se refería así al real decreto 20/2012 que suprimió esta extra en su artículo 2 y cuya aplicación es obligatoria para todas las administraciones públicas del país: central, autonómicas y locales, así como el sector público dependiente de ellas.

"Cualquier actuación unilateral que se lleve a cabo por estas instituciones será recurrida por parte de la Administración del Estado por incumplimiento de este real decreto", ha insistido Beteta.

Varias comunidades tomaron medidas tras la supresión de la extra de Navidad de 2012. El Gobierno vasco decidió abonársela a sus funcionarios, alegando competencias propias para ello, y otros ejecutivos como el de Navarra optaron por adelantar la extra de verano de 2013 a enero, para que ese dinero llegar en las fiestas de Navidad.

En este último caso, el Gobierno advirtió que el adelanto sería posible siempre que no se compensase después la paga adelantada, es decir, que en este año los funcionarios reciban tres pagas.

Recientemente, tanto los gobiernos de Extremadura como el de Castilla y León han anunciado su intención de compensar esa paga suprimida. El Ejecutivo de José Antonio Monago asegura que lo hará en 2014 y el de Juan Vicente Herrar, a plazos, para ajustarlo a las posibilidades presupuestarias.

Monago anunció este martes que unos 48.000 empleados públicos extremeños recibirán el próximo año 2014 los 44 días de la paga extra que les devengó el Gobierno central.

Extremadura es la segunda comunidad autónoma, tras Castilla y León, que ha anunciado que pagará a sus funcionarios la parte devengada de la paga extra de Navidad de 2012 que fue suprimida por el Gobierno del PP.

Para llevar a cabo esta medida, el Ejecutivo extremeño dispondrá de 20 millones de euros y, tal y como expuso Monago, a la hora de tomar esta decisión, su Gobierno ha realizado un "minucioso examen de los aspectos jurídicos", al tiempo que ha recordado la jurisprudencia generada en los conflictos individuales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud