Economía

Un juzgado investiga la huelga del Prat por delitos de detención ilegal y atentado contra la seguridad aérea

La huelga de los trabajadores del servicio de tierra de Iberia podría ser un delito contra la seguridad aérea y una detención ilegal. Foto: Fernando Villar

El juzgado de instrucción número 1 de El Prat de Llobregat (Barcelona) ha abierto diligencias por delitos contra la seguridad aérea y detención ilegal a raíz de la huelga ilegal que el pasado viernes llevaron a cabo los trabajadores del servicio de tierra de Iberia en el aeropuerto.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la titular del juzgado de instrucción ha abierto diligencias previas por la huelga a raíz del atestado policial que elaboró la Guardia Civil y de las denuncias presentadas por algunos pasajeros que se vieron perjudicados por la protesta.

Contra su voluntad

Las denuncias presentadas por dichos pasajeros acusan a los trabajadores de Iberia de un delito de detención ilegal, al considerar que fueron retenidos en contra de su voluntad en los aviones que no pudieron aterrizar ni despegar a consecuencia de la ocupación de las pistas por los trabajadores.

La juez ha empezado a investigar las responsabilidades de los participantes en la huelga y en los próximos días pedirá informes sobre el desarrollo de la protesta de los trabajadores de Iberia.

También está previsto que próximamente tome declaración a los nueve trabajadores de Iberia que fueron detenidos el pasado viernes por la Guardia Civil por negarse presuntamente a abandonar las pistas de aterrizaje y que el mismo día quedaron en libertad con cargos a la espera de ser citados por el juez.

Desorden público

Los detenidos participaron presuntamente en el bloqueo de las pistas de rodadura cruzando autobuses de transporte de pasajeros y otro tipo de vehículos, por lo que la Guardia Civil los acusó de los delitos de desórdenes públicos, atentados y daños.

La Guardia Civil desplegó en el aeropuerto una unidad completa de intervención de antidisturbios procedente del acuartelamiento de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) para instar a los huelguistas a abandonar las pistas de aterrizaje, han informado fuentes de este cuerpo de seguridad.

A las críticas por la tardanza de la intervención policial, el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, ha respondido hoy que la solución a la huelga "requería" de una actuación "proporcionada" de la Guardia Civil "en el momento oportuno", a lo que ha añadido que "es absolutamente demagógico pensar que una carga policial fuera de tiempo hubiera resuelto el conflicto".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin