Economía

Japón registró en junio un déficit comercial de 1.371 millones de euros

Japón registró en junio un déficit comercial de 180.776 millones de yenes (1.371 millones de euros), ya que a pesar de registrarse un incremento de sus exportaciones,  el valor de sus importaciones fue mayor, informó hoy el Gobierno nipón.

Se trata del duodécimo mes consecutivo en que la balanza comercial de Japón, tradicionalmente una potencia exportadora, permanece en negativo. Las exportaciones en junio se incrementaron un 7,4% respecto al mismo mes del año anterior hasta los 5,06 billones de yenes (38.383 millones de euros).

Las exportaciones, que suponen en torno a un 40% del producto interno bruto (PIB) del país, han avanzado en los últimos meses gracias a la fuerte depreciación del yen, lo que hace más competitivos los productos japoneses en el exterior.

Sin embargo, el valor de las importaciones de la tercera economía del mundo se incrementó en abril un 11 por ciento interanual hasta los 6,24 billones de yenes (47.733 millones de euros), según datos publicados hoy por el Ministerio de Finanzas.

La caída de la divisa nipona, que se ha depreciado hasta un 30% con respecto al dólar y el euro en seis meses, también ha encarecido las importaciones.

Con China, su primer socio comercial, Japón registró un déficit comercial de 246.700 millones de yenes (1.871 millones de euros), aunque logró un superávit de 544.677 millones de yenes (4.132 millones de euros) con EE.UU., la primera economía del mundo.

Con la Unión Europea, el país asiático tuvo en junio un déficit de 47.279 millones de yenes (358 millones de euros).

Esto se debió a que sus exportaciones aumentaron un 8,6 por ciento interanual hasta los 563.907 millones de yenes (4.277 millones de euros), pero las importaciones aumentaron también un 16,6 por ciento hasta los 611.186 millones de yenes (4.636 millones de euros).

Con Brasil, el déficit fue de 40.922 (310 millones de euros), pese a que las exportaciones se incrementaron un 10,4 por ciento hasta los 45.894 millones de yenes (348 millones de euros). Los envíos de bienes brasileños a Japón se incrementaron a su vez un 17,3% hasta los 86.816 millones de euros (658 millones de yenes).

Récord en el semestre

Además, el Ministerio de Finanzas nipón reportó hoy un déficit comercial de 4,84 billones de yenes (36.742 millones de euros ) entre enero y junio, lo que supone un récord semestral motivado por la fuerte depreciación del yen, que encareció las importaciones a pesar de haber impulsado las exportaciones.

Durante la primera mitad de 2013, el valor de las importaciones aumentó un 9,2 por ciento hasta los 38.8 billones de yenes (294.000 millones de euros), con un salto del 13,2 por ciento en las de gas natural y un 6 por ciento en las de petróleo.

Las exportaciones subieron durante el primer semestre un 4,2% hasta los 33.9 billones de yenes (257.000 millones de euros), gracias a la debilidad del yen y la recuperación de la economía de EE.UU, señaló el Ministerio de Finanzas.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

PEPON5
A Favor
En Contra

VUELTA DE DEPRECIACION DEL YEN, CAMINO DEL 136 YENESSSSSSS.

Puntuación 3
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Jaime Oro
A Favor
En Contra

Sigue fallando el dogma keynesiano. El dólar americano se ha apreciado un 30 % respecto del yen en el último año. ¿Resultado? Japón, una nación tradicionalmente exportadora se convierte en importadora, justo cuando están depreciando el yen a toda máquina. Y eso que yo mismo reconozco los efectos a corto plazo -nunca jamás en medio y el largo plazo- de las devaluaciones. Pues con Japón ni por esas. Los keynesianos tienen que constituirse ya como religión, elegir un Papa y dejarse ya de monsergas. Total, para defender dogmas falsos de cabo a rabo a los que la realidad le da la vuelta una vez sí y la otra también, ¿no pretenderán que sigamos considerando esa religión como parte de una ciencia? No es la primera vez que una religión intenta instalarse en la cultura como una verdad absoluta, por encima incluso de las ciencias. Es una tradición bien humana. Pero ahí está la realidad. La existencia de estas religiones también demuestra que el Ser Humano no ha cambiado mucho en los sustancial y sigue buscando explicaciones en lo irracional y la superstición. Por cierto, es la nueva religión oficial del Estado, como no podía ser de otra manera -cualquier religión que le sirva al Estado para tiranizar al ciudadano les es útil y la adoptan de la noche a la mañana-. ¡Larga vida al oro!

Puntuación 0
#2