Economía

(Amp) Gobierno cántabro y comité de Sniace dan por resueltos los problemas "sustanciales" para abrir Viscocel

Diego asegura que "el Gobierno ahora no puede hacer más" y el comité no ve motivos para mantener cerrada Viscocel y los despidos

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Cantabria y el comité de empresa de SNIACE (SNC.MC)han dado este jueves por resueltos los problemas "sustanciales" que impedían la apertura de la planta de Viscocel, como eran la puesta en marcha de las dos turbinas de la planta de cogeneración y la modificación de los parámetros de las inmisiones de sulfuro, y consideran que el "futuro" está "en manos" de la propia compañía.

"El Gobierno ahora ya no puede hacer más", ha dicho el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, tras reunirse este jueves a primera hora de la mañana con el presidente del Consejo de Administración de Sniace, Blas Mezquita, y posteriormente, en el comité de empresa, en una reunión que ha concluido cerca de las 13 horas.

Por su parte, el secretario del comité de empresa, Antonio Portilla, ha opinado que "por primera vez" después de seis meses de conversaciones hay un escenario en el que se "vislumbra un futuro más halagüeño".

NO HAY MOTIVOS

Portilla, que ha desvelado que se podrán usar las dos turbinas de la planta de cogeneración y que ha quedado resuelto también el asunto medioambiental de las inmisiones, ha señalado que Sniace tendría que abrir Viscocel porque, a su juicio, "ya no hay motivos" que lo impidan, igual que tampoco lo hay para los despidos.

"Ahora la pelota está en su tejado", ha dicho en relación a la empresa el secretario del comité, quien ha reconocido que queda un "difícil" camino por recorrer.

A LA ESPERA DE LA DECISIÓN DE LA EMPRESA

Los trabajadores se reunirán el viernes a las 11.30 horas con el presidente de Sniace, Blas Mezquita, y confían en que éste les comunique la decisión que han tomado.

Antes, este mismo jueves, el comité de empresa celebrará a las 18.15 horas una asamblea para explicar a los trabajadores el contenido de la reunión, si bien la parte de la plantilla que se ha concentrado frente a la sede del Ejecutivo regional ya ha podido tener un avance de lo acontecido y lo ha recibido con aplausos.

Por su parte, Diego ha calificado de "sustanciales" los avances conseguidos en asuntos que, como la modificación de los parámetros de las inmisiones, al principio consideró "poco menos que imposible" y ahora es el avance "más trascendente".

"Y eso que era el problema sustancial que impedía la apertura de Viscocel, hoy ya no lo es", ha dicho Diego, quien ha señalado que hay dos vías de solución para resolverlo, que "está procediéndose a ellas" y "está resuelto".

Además del que era el problema "determinante", el presidente regional ha señalado que, respecto al resto de asuntos, ha explicado a Mezquita y al comité cómo se pueden ir consiguiendo las fórmulas de solución que hay sobre la mesa.

Tras señalar que el Gobierno ahora ya no puede hacer más" y que el "futuro está en manos de quien siempre lo ha estado", los propietarios de Sniace, ha afirmado que ahora los trabajadores y la empresa tendrán que establecer una vía de negociación. En este sentido, Diego ha añadido que el Gobierno apoyará la salida que permita el mantenimiento de los puestos de trabajo.

LA SUSTITUCIÓN DE LOS DESPIDOS POR EL ERE TEMPORAL, ÚNICO ESCENARIO

A esta cuestión y también al Expediente de Regulación de Empleo(ERE) de extinción que prevé el despido de 364 trabajadores se ha referido Portilla, quien ha señalado que desde el comité "sólo se va a contemplar a partir de ahora" el escenario de que éste se cambie por uno de suspensión temporal de tres meses.

"La retirada de los despidos, no tiene ningún motivo la empresa para mantenerlos", ha dicho Portilla, quien ha señalado que "por primera vez" ven una "luz al final del túnel", si bien queda que la "jugada" la "remate" la empresa.

Portilla ha vuelto a reclamar usar los tres meses del ERE de suspensión que reclaman para que empresa y comité negocien cómo conseguir la viabilidad económica, un asunto que "aún queda por arreglar" a pesar de que se han resuelto las dos cuestiones que "lastraban" a Viscocel: la puesta en marcha de las dos turbinas y los parámetros de inmisiones.

Cuestionado por los periodistas sobre las turbinas, Portilla ha confirmado que se podrán poner en marcha las dos --algo que no aclaró anteriormente Mezquita--, si bien "lo único que hace falta" es que la fórmula le resulte "satisfactoria" a la dirección de Sniace.

"Pero ya no estamos ante el escenario de que sólo podíamos usar una", ha asegurado Portilla, quien ha opinado que, a su juicio, este asunto no es un "impedimento", lo mismo que los parámetros medioambientales pues está "en vías de solución".

Por tanto, y aunque queda "mucho recorrido" y hay que hablar del plan de viabilidad y de las inversiones que habría que hacer para dar futuro a Sniace, ha considerado que se ha dado este jueves un "paso importante" por lo menos para evitar en un principio los despidos".

"Vamos a ver lo que contesta la empresa porque una cosa es el optimismo que podamos sacar nosotros de las palabras y de lo que nos ha trasmitido el Gobierno y otra cosa es al final lo que diga la empresa, que es la que en definitiva tiene que tomar la decisión", ha dicho el secretario del comité.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin