Economía

Economía/Empresas.- Los inversores extranjeros recelan de los cruces de participaciones entre cotizadas españolas

FT critica la "reducida" elite empresarial española, en la que se comparten "compañeros de clase, sangre y vino de Rioja"

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los inversores extranjeros consideran que en España se abusa de la práctica de cruzar participaciones entre accionistas de empresas cotizadas, lo que reduce la independencia de las corporaciones y su atractivo para la comunidad internacional, según 'Financial Times' (FT).

El diario británico indica que, de las 35 cotizadas del Ibex, 15 están conectadas con otras sociedades del selectivo, y la cifra llegaría a 19 si se incluye a Bankia, recientemente retirada de este índice. En el juego de cruzar inversiones participan las mayores corporaciones del país, especialmente bancos, energéticas y grupos de infraestructuras.

"Se dice que el mundo de los negocios español puede ser un lugar reducido. Ya sea compartiendo botella de Rioja en los mejores restaurantes de Madrid o compañeros de clase o incluso la misma sangre, buena parte de la elite empresarial del país tiene lazos que se estrechan a lo largo de las generaciones", asegura el diario.

Esta interconexión tiene su mejor reflejo en los cruces de participaciones en el Ibex, iniciados en buena parte con las privatizaciones en los ochenta y noventa, en las que los bancos y cajas entraron en los antiguos monopolios, especialmente en Telefónica, Repsol y Gas Natural, dice.

Aquellos movimientos permitieron por un lado procurar un flujo estable de dividendos a las entidades financieras y, por otro, garantizar la españolidad de las grandes corporaciones del país, que quedaban de esta forma protegidas de "depredadores" extranjeros.

FT considera que este abuso de los cruces de participación disuade en la actualidad a los inversores extranjeros, y cita a expertos que lo califican de "anacronismo". "La relación puede suponer algo más que solo accionariado. Puede haber algún acuerdo comercial. El resultado es, para nosotros, una limitación severa para el atractivo de muchas cotizadas", indica el socio de Gobernance of Owners, Gavin Morris.

MODELO EN RETIRADA.

El diario considera que la crisis está amenazando este modelo y obligando a muchas de las entidades bancarias a desinvertir en empresas cotizadas, a las que no se considera parte del 'core bussines'.

Además, incluye una infografía con la red de participaciones cruzadas, entre las que se aprecian las inversiones del BBVA en ACS, Telefónica o BME; del Santander en Bankinter, Ferrovial y BME; de Bankia en BME, Indra, Metrovacesa, IAG o Sacyr; y de La Caixa en Telefónica, BME, Abertis y Repsol, que a su vez participa en Gas Natural Fenosa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin