Economía

España se contrajo el 0,3% en el tercer trimestre por la caída del consumo y la menor inversión

El Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía española en el tercer trimestre del año registró una caída del 1,6% con respecto al mismo período del año anterior, mientras que en términos intertrimestrales se contrajo el 0,3%, según ha confirmado el INE en el informe de Contabilidad Nacional Trimestral de España publicado hoy.

Los datos publicados hoy coinciden con el avance difundido el pasado día 30 de octubre y están por debajo de las previsiones realizadas por el Banco de España, que había estimado una contracción intertrimestral del 0,4% y del 1,7% interanual.

El retroceso de la economía en el tercer trimestre se debe fundamentalmente a la caída del consumo y el descenso de la inversión, en un periodo en el que el alza del IVA ha incidido de forma significativa en el gasto de los españoles.

La demanda nacional sigue cayendo

El organismo estadístico subraya en su boletín que entre julio y septiembre se registró una contribución más negativa de la demanda nacional, que alcanzó los -4 puntos, frente a los -3,8 puntos del trimestre precedente.

Dentro de la demanda nacional, el gasto en consumo final de los hogares bajó el 0,5% intertrimestral y el 2% interanual, algo menos que en los tres meses anteriores. La anticipación de las comprar debido al incremento del IVA en septiembre puede haber motivado esta ligera mejora, subraya el INE, que indica que la remuneración de los asalariados, principal recurso de los hogares para enfrentarse al gasto en consumo, cayó el 5,5% interanual, frente al descenso del 5,1% del segundo trimestre.

A su vez, el empleo, medido en "términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo", bajó el 4,6%. Esto supone la reducción de 789.000 empleos netos a tiempo completo en un año.

Por su parte, las Administraciones Públicas redujeron su gasto en consumo el 3,9% interanual, un punto porcentual más que en el segundo trimestre, y un 2,4% intertrimestral, frente al -0,6% anterior.

En cuanto a la formación bruta de capital fijo, se anotó un retroceso interanual del 9,9%, siete décimas por encima del dato anterior. Atendiendo a los distintos tipos de activos, los materiales registran un descenso del 10,9%, con contracciones de la inversión en bienes de equipo y en construcción del 7,3% y del 12,6%, respectivamente.

En este último punto, el INE destaca la pronunciada caída de la inversión en infraestructuras y otras construcciones, del 16,7% interanual. La inversión en viviendas bajó el 8%.

¿Y la demanda exterior?

La contribución de la demanda exterior neta de la economía española al PIB trimestral permanece estable en 2,4 puntos. Este resultado se produce porque el aumento de las exportaciones se vio contrarrestado por la caída de las importaciones.

Así, las exportaciones de bienes y servicios aumentan su crecimiento en 1,4 puntos, al pasar del 2,9% al 4,3% interanual. En el caso de los bienes, la aceleración es de cuatro décimas (del 3,3% al 3,7%), fruto de un mayor flujo de bienes a los países que no pertenecen a la Unión Europea. La exportación de servicios no turísticos creció

el 8,9% y, en último lugar, las compras de no residentes en el territorio se elevaron el 0,8%.

Mientras, las importaciones de bienes y servicios reducen en 1,6 puntos su ritmo de decrecimiento, desde el -5,1% del segundo trimestre al -3,5%. Analizando todos sus componentes, la importación de servicios no turísticos presenta una tasa del -1,4%, cuatro décimas más que en el trimestre precedente.

Sin embargo, las compras de los residentes en el resto del mundo experimentan un fuerte descenso en este trimestre, pasando del -2,2% al 8,3% interanual. Por su parte, la importación de bienes registra una caída del 3,8%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud