Economía

Economía/Empresas.- La inmobiliaria Tremón emerge de uno de los mayores concursos de acreedores de la crisis

Logra el voto favorable del 78% de sus acreedores a su plan de pago de deuda

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

TREMON (.MC)se ha garantizado la superación de uno de los mayores concursos de acreedores solicitados desde el inicio de la crisis, dado que la inmobiliaria se declaró insolvente en diciembre de 2008 con un pasivo que entonces sumaba 1.000 millones de euros.

La junta de acreedores de la compañía ha aprobado, con el voto favorable del 78% de los mismos, el plan de pago que presentó la empresa para atender la deuda de 600 millones que actualmente soporta, según informaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

Según estas fuentes, la mayor parte de las entidades financieras, que copan el 90% de su deuda, han mostrado su compromiso de adhesión al plan.

De esta forma, Tremón supera el porcentaje mínimo necesario del 50% previsto en la ley para aprobar un convenio de acreedores, aprobación que a su vez supone la superación de un proceso concursal y el fin de la tutela de los administradores concursales.

A partir de ahora se abre un plazo de diez días para que, en su caso, se presenten las eventuales alegaciones. En caso contrario, el juzgado emitirá la preceptiva sentencia aprobando el convenio y declarando el levantamiento del concurso.

En cuanto al convenio de acreedores, Tremón se ha comprometido a pagar el 100% de su deuda de 600 millones, si bien lo hará en un periodo de seis años y a partir de 2015, esto es, tras tres ejercicios de carencia.

Una vez que pasen estos tres años sin amortización de pasivo, la inmobiliaria pagará un 10% de la deuda los dos primeros ejercicios, y un 20% en cada uno de los cuatro años siguientes.

Según detallaron a Europa Press las mismas fuentes, Tremón ha reducido su deuda a casi a la mitad en los tres años en que ha estado inmersa en concurso mediante la entrega a sus bancos acreedores de activos inmobiliarios, fundamentalmente promociones de vivienda.

CINCO AÑOS SIN CONSTRUIR VIVIENDAS.

Como contraprestación, Tremón ha diseñado un plan de viabilidad por el que se compromete a "congelar" su actividad de promoción y venta de viviendas durante cinco años.

Por contra, la inmobiliaria continuará con el desarrollo y explotación de su negocio patrimonial, principalmente integrado por una cadena de hoteles, una cadena de centros comerciales y aparcamientos, con el fin de dirigir al pago de pasivo los recursos que se obtengan con esta actividad.

Además, Tremón cuenta con un destacado negocio internacional, con actividad en Europa de Este (Polonia, Hungría y Chequia) y Marruecos, que, según las mismas fuentes, no se ha visto ni inmerso ni afectado por el concurso.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin