Economía

Economía/Empresas.- La aerolínea TAM avanza en su proyecto de biocombustible para la aviación

SAO PAULO, 10 (EUROPA PRESS)

TAM Airlines ha anunciado avances en su proyecto para la producción de bioqueroseno para la aviación a partir diferentes materias primas así como en sus estudios sobre el manejo industrial y la posterior distribución de esta nueva opción de combustible renovable.

Basado en el cultivo del piñón manso (Jatropha), este tipo de aceite transformado en bioqueroseno fue el origen del combustible utilizado para el vuelo experimental de TAM operado en noviembre de 2010, con una mezcla del 50% con el queroseno convencional.

Para poder ser utilizado en una operación parcial y gradual en aviones comerciales, esta alternativa energética para la aviación necesita de garantías de desarrollo de negocio, desde la producción agrícola hasta la distribución de combustible en los aeropuertos.

El estudio diseñado por la aerolínea y por Jetbio --compañía dedicada a la producción de biodiesel y otros carburantes alternativos-- tiene como socios a Air BP, Airbus, Rio Pardo Bioenergia, refinerias, empresas de ingeniería y la Universidad de Yale.

"Hemos llegado a una nueva etapa del proyecto. Nuestra unidad de plantación de Jatropha ha guiado los estudios de viabilidad técnica y económica. Con este trabajo de cooperación, tenemos la intención de aumentar los conocimientos, la infraestructura, la escala de producción y la viabilidad comercial del bioqueroseno", ha afirmado el gerente de Energía de TAM Airlines, Paulo Figueiredo.

Bio Ventures, Brasil, afiliada a Jetbio en el país, trabaja en el desarrollo de la producción comercial de jatropha financiado por un fondo concedido por el BID (Banco Interamericano de Desarrollo). Otros importantes contribuyentes son el fabricante de aviones Airbus y Air BP, una división especializada en el combustible de aviación de una de las mayores multinacionales del sector energético, BP.

"El resultado de los estudios nos ayudará a dimensionar los impactos ambientales, sociales y económicos de la utilización en gran escala del bioqueroseno de jatrofa y posiblemente, de otros cultivos. Al final toda la inversión se debe traducir en la reducción de las emisiones de carbono y el cumplimiento de los objetivos internacionales", ha señalado Figueiredo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin