Economía

Fernando Giménez Barriocanal: "La labor de la Iglesia le ahorra al Estado alrededor de 30.000 millones"

Fernando Giménez Barriocanal es el vicesecretario de Economía de la Conferencia Episcopal. Foto: Archivo

Fernando Giménez Barriocanal es el vicesecretario de Economía de la Conferencia Episcopal y decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Autónoma de Madrid. La Iglesia lanzó el pasado mes de diciembre una campaña televisiva para informar sobre su financiación en España y se prepara para lanzar otra en abril, como ya informó elEconomista, al tiempo que está manteniendo encuentros con los asesores fiscales.

Con ese motivo, nos reunimos con Giménez Barriocanal el pasado 10 de diciembre para comentar los detalles del nuevo sistema de financiación de la Iglesia . Estas son las claves del mismo. En esta serie se analizará, mañana y el viernes, la financiación de las principales religiones en España.

¿Cómo ha cambiado el sistema de financiación de la Iglesia ?

Desde el uno de enero, la Iglesia sólo recibe para su sostenimiento lo que los contribuyentes asignen en la casilla del IRPF. Por tanto, el Estado deja de garantizar el mínimo que percibía la Iglesia. Eso es algo muy importante, porque si nadie marcara la casilla, la Iglesia recibiría cero. Desde esa perspectiva hemos hecho una campaña publicitaria para informar del acuerdo porque todavía hay mucha gente que piensa que a los curas les paga el Estado. Hemos informado de las cosas que hace la Iglesia y, por eso, en la campaña han aparecido unos cuantos datos para que aquellas personas que valoren nuestra actividad se comprometan con su sostenimiento marcando la casilla y a través de otros mecanismos.

¿A qué se dedica ese dinero?

Fundamentalmente el dinero que recibe la Iglesia de la asignación tributaria se destina a las 22.700 parroquias de las 69 diócesis españolas. Entre el 22 y el 25 por ciento del dinero que utilizan esas parroquias viene de la asignación tributaria. La otra parte viene, en más de un 90 por ciento, de las aportaciones directas de los fieles y del dinero que da la gente, ya sea en las colectas de los domingos, en colectas especiales, cuando se va a casar o a bautizar; o a través de los mecanismos más modernos que dices: oiga mire, yo me comprometo con cinco, diez, quince euros al mes, pásemelo por el banco y a través de eso es de donde viene la gran parte de la financiación de la Iglesia en España, en aquellos sitios donde hay gente, claro.

¿Cuánto se está ingresando ahora mismo?

Para que te hagas una idea, el dinero que recibe la Iglesia de la asignación tributaria son 153 millones. Todos los años presentamos el presupuesto de cómo se va a valorar el fondo diocesano. Ese dinero se reparte a las diócesis en función de sus necesidades. También hay que decir que cada diócesis es autónoma económicamente. Yo no controlo, ni fiscalizo, ni consolido la actividad que realizan las 69 diócesis en España. La percepción que tenemos es que este dinero puede suponer, en recursos líquidos, en euros contantes y sonantes, en torno al 25 por ciento. Aproximadamente la Iglesia católica recibe alrededor de 700 millones de euros.

¿Qué hacen con ese dinero?

Pagar a los sacerdotes. Un sacerdote en España cobra una cantidad alrededor de 600 o 700 euros al mes. No es un sueldazo ¿verdad? Y los obispos tienen una retribución base de 900 euros al mes, ahora mismo garantizados. A partir de eso hay que mantener los templos. Hay que pagar la luz, el teléfono y empezar a hacer cosas. Hay entre un millón de niños y jóvenes que reciben catequesis en las parroquias. Eso significa formar a gente, lo que supone un esfuerzo económico en formación de catequistas, de mantenimiento de los locales, de materiales necesarios y, en ese sentido, se hace un esfuerzo grande. Y una vez que las personas reciben la fe en la Iglesia luego surge la otra gran actividad que tenemos en España, que es la labor asistencial. La gran obra social que realiza la Iglesia y que tiene dimensiones verdaderamente importantes al margen de toda la actividad educativa. Para que te hagas una idea del volumen de actividad, sólo Cáritas España gasta más dinero que todo el que recibimos de la asignación tributaria. Cáritas recibe fundamentalmente dinero de las aportaciones de los fieles y gasta, según su memoria del último año, 183 millones.

¿En qué cosas?

Cáritas ha destinado este año a personas excluidas 27 millones de euros; a la familia, cinco millones de euros; a mujer, seis millones; y a mayores, 25 millones. Detrás de eso hay datos concretos que impactan a la gente cuando explicamos que en los centros de mayores de la Iglesia hay cerca de 60.000 ancianos en un total de 800 casas. Hay centros de víctimas de violencia o de reinserción de prostitutas. La Iglesia tiene 76 centros en los cuales fueron atendidas más de 2.000 personas. Eso es toda una actividad social. A mí me gusta mucho hablar de la actividad de las cárceles, en las que hay 2.800 voluntarios; hay 146 capellanes haciendo una labor importantísima de reinserción para los presos. Muchas veces es una actividad de asesoramiento jurídico, otras de carácter emocional y luego de carácter religioso. Hay una importantísima obra social que no podría existir si previamente la Iglesia no existiera, no mantuviera los templos y no atendiera a la gente. Hay otro dato muy interesante. Según un estudio, la Iglesia dedica 42 millones de horas a la atención estrictamente pastoral, si eso lo valoraras a cualquier coste verías que realmente es un importe muy elevado de lo que llamamos financiación en especie de la Iglesia . Son esos 75.000 catequistas que hay en España, formando a niños y jóvenes gratis, o los 58.000 voluntarios que tiene Cáritas. Todo eso contribuye, indudablemente, a la actividad de la Iglesia . En definitiva, en la campaña lo que intentamos hacer es explicar a la gente estos datos y que el gran beneficiario de la actividad de la Iglesia es la sociedad en su conjunto.

¿De dónde saca Cáritas esos 184 millones de euros?

Cáritas recibe 10 millones de la asignación tributaria, otra parte de programas cofinanciados por las Administraciones Públicas, pero más de 100 millones de euros son aportaciones de los fieles a toca teja. Así es como se financia la obra social de la Iglesia . Si te pongo el ejemplo de la otra gran institución no lucrativa de la Iglesia , Manos Unidas, que gastó del orden de 44 millones de euros para beneficiar a siete millones de personas de manera directa y a 40 millones de manera indirecta en todo el mundo. Si uno se va a la memoria de Manos Unidas ve que realizaron 833 proyectos. En Asia, por ejemplo, he hablado con el director de Manos Unidas y me contaba que había estado en Filipinas y había visto uno de los centros donde recuperamos a niñas que han sido vendidas como esclavas. Las acogen en nuestro centro e intentan devolverles la dignidad, darles un oficio, formarlas y conseguirles un trabajo. Persona a persona tiene un valor infinito, pero todo eso sólo puede tener sentido desde esta perspectiva: la Iglesia no es una ONG. Es importante explicarlo. La actividad asistencial de la Iglesia no nace, como en otras ONG, de un interés por lo social. En la perspectiva que tiene la Iglesia uno recibe el anuncio de Cristo. Se convierte. Cree en la vida eterna, que hay una Buena Noticia. La anuncia, la vive y descubre en ti y en el pobre de la esquina y en el más desfavorecido, que hay un hijo de Dios que se tiene que entregar. Por eso, a las misioneras de la Caridad de Carabanchel no les importa estar 15 horas atendiendo a enfermos moribundos de sida, que son personas que no han vivido precisamente una vida en los valores de la Iglesia , pero no se les pregunta por su confesión. Se les ayuda a bien morir porque ven que en esa persona cubierta de llagas está Jesucristo. Es una visión diferente de lo que es una ONG, pero que, sin duda, tiene un valor.

¿Cuánto puede ahorrarse el Estado por esta labor social?

Es muy difícil saberlo. Hay algunas cosas que es fácil. En materia educativa, por ejemplo, es bastante sencillo. Hacemos algunos cálculos de cuánto se ahorra el Estado. En 2003-2004, en la enseñanza pública en España una plaza costaba 4.000 euros, mientras que lo que le pagan a un colegio concertado son 1.971 euros por niño. Si lo multiplicas por el número de niños de los colegios concertados -no de los privados- te sale, sólo por esto, 2.744 millones de euros. Ahora mismo está en torno a los 3.100 millones de euros lo que se ahorra sólo con la enseñanza concertada. Este discurso que yo te hago es exactamente el contrario de lo que sale en algunos medios de comunicación en los que se dice que la Iglesia recibe dinero por los conciertos. Yo como padre puedo llevar a mi hijo a un colegio público o privado. Si lo llevo a uno público, lo paga el Estado; si lo llevo a uno concertado, en parte lo tiene que pagar el Estado pero la familia de quien recibe la enseñanza también tiene que pagar. Si lo llevo a un colegio concertado la Administración Pública se ahorra casi la mitad del coste, eso hace que la red de colegios concertados de la Iglesia ahorre al Estado esos 3.100 millones. Alguien en su día lanzó la estimación de que el Estado se ahorraba en torno a 30.000 millones de euros con esto. Yo no lo tengo cuantificado, pero puede ser que sea así. Lo que pasa es que cómo se valora la hora de una religiosa dispuesta a estar 15 horas atendiendo a un moribundo de sida o las personas que tenemos atendiendo las leproserías que hay en España, porque todavía hay leprosos en España. Atendemos a cerca de 500 personas. Eso, ¿cómo se valora? Es difícil de valorar. ¿Cómo se valora la actividad de reinserción de los presos? Es difícil de valorar, sin duda alguna, pero son muchos miles de millones de euros, evidentemente, y sólo eso justifica la colaboración del Estado con la Iglesia .

Esa diferencia tan grande de 153 millones a esos 30.000 millones ¿se debería compensar?

La Iglesia no lo hace para que la compensen. La actividad que hace en España no la hace para que se la reconozcan, la hace porque la tiene que hacer. Porque ha recibido esa misión por parte de Jesucrito. No es una cuestión de "yo te doy, tú me das". Estas religiosas de los hospitales no lo hacen por eso, pero una cosa es que no se haga por ese motivo y otra cosa bien distinta es la cantidad comparada con los millones de euros de ahorro. La realidad es que todavía hay gente que cuestiona este sistema de colaboración del Estado. Como he dicho antes, ya no recibimos nada del Estado directamente, sólo recibimos lo que los contribuyentes quieren. Por eso es muy importante explicar a la gente lo que hacemos. Estoy pensando que todos tenemos un abuelo que vive en un pueblo perdido de 15 habitantes y este señor con quien puede hablar de sus cosas es con un curica de ochenta años que está allí atendiendo a ese pueblo y a otros diez más y que está dispuesto a escuchar, a atender y a ayudar. En muchos casos, aunque sólo sea a bien morir. En esos casos, todos somos beneficiarios de esa importante actividad de la Iglesia . Es difícil explicarlo y por eso lo intentamos.

¿Qué les parece cuando otras confesiones religiosas se quejan de que ustedes reciben una financiación prioritaria?

Creo que, en general, las confesiones religiosas que hay en España no se suelen quejar de eso. He participado en algunos coloquios interreligiosos y lo primero que hay que decir es que a la gran mayoría de las religiones se les ha ofrecido el mismo sistema y lo han rechazado. Se les ha dado la posibilidad de tener una casilla dentro del Impuesto sobre la Renta, como ocurre en Italia y en otros países, pero entonces qué ocurre. Que, como son muy minoritarias, prefieren recibir la subvención directa de las Administraciones Públicas, que de hecho reciben.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

liber
A Favor
En Contra

Ya es hora de que se de a conocer la labor tan importante que ejerce la Iglesia dentro de la sociedad española y fuera de nuestras fronteras.

¿Por que no se habla de la financiación de los partidos? ¿Y de la de los sindicatos?

Puntuación 3
#1
Fran
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con liber.

¿Por qué no se hace público de manera CONTUNDENTE lo que la Iglesia ahorra al Estado? Si por los 150 millones de euros que recibe a través del IRPF le está ahorrando al Estado casi 4.000 millones SOLO EN EDUCACIÓN!!!!!

Puntuación 1
#2
opusprima
A Favor
En Contra

El Estado sin la Iglesia está perdido... y luego los ateos sólo hablan del oro de la Iglesia...

Puntuación 1
#3