Economía

El BCE no comprará deuda de España e Italia sin ajustes y reformas adicionales

  • Si no hay más ajustes será "echar agua en un cubo con un agujero"

El gobernador del Banco Nacional de Bélgica (BNB) y consejero del BCE, Luc Coene, ha señalado que banco central está dispuesto a adquirir bonos de España e Italia en los mercados secundarios, aunque primero estos países deberán adoptar reformas y ajustes adicionales. Olli Rehn asegura que los mecanismos de ayuda estarán listós "en semanas, no meses".

"El BCE está listo para hacer los esfuerzos necesarios para ayudar en esta situación, pero es necesario que los países adopten medidas, si no sería como echar agua en un cubo con un agujero", explicó Coene en una entrevista con la emisora belga La Premiere.

"En el caso de España e Italia, estas compras no tienen sentido si las políticas adoptadas no van en la buena dirección", señaló el banquero, quien aseguró que, antes de que Europa se involucre, debe producirse un "esfuerzo a nivel interno", ya que, en su opinión, "lo primero es convencer a los mercados de que se aplican las medidas adecuadas".

Compras, pero en Irlanda y Grecia

De hecho, el gobernador del banco central belga reconoció que el BCE reactivó su programa de compra de bonos en el día de ayer, aunque ceñido a la deuda de Irlanda y Grecia, un movimiento que, fijándose en la reacción de los mercados "es evidente que no funcionó".

"Ante la falta de credibilidad, los mercados piensan que lo peor está por venir y toman la iniciativa en un intento de desprenderse de sus carteras de bonos, pero el problema es que no encuentran compradores y se produce un efecto de bola de nieve", explicó.

Coenen podría ser uno de los cuatro miembros del consejo del BCE que votó en contra de volver a poner en funcionamiento dicho programa de recompra, a tenor de la información recogida por Reuters.

Según han informado a la agencia fuentes oficiales, entre los cuatro reacios se encontraban dos representantes de países del Benelux -Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo-. Además, votaron en contra el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, y el economista jefe del banco central, el alemán Juergen Stark.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud