Economía

Malos augurios de Caja Madrid: la inestabilidad financiera durará más de lo previsto

Las previsiones llevadas a cabo por la entidad financiera que preside Miguel Blesa son claras: las posibilidades de que las turbulencias se prolonguen más de lo previsto "han aumentado" y probablemente, persistirán un tiempo superior al que inicialmente se pensaba. El Observador Económico y Financiero de diciembre afirma también que España es "especialmente vulnerable" a la crisis por la elevada necesidad de financiación exterior.

Tres meses después de desencadenarse la crisis de crédito, los mercados monetarios de EEUU y la Unión Europea no han recuperado la normalidad, lo que, según Caja Madrid, da una idea de la magnitud del problema.

Atentos a los bancos centrales

La entidad considera que el actual escenario económico y de política monetaria refleja la persistencia de un elevado grado de incertidumbre y desconfianza entre los operadores. A su parecer, estas circunstancias no permiten esperar una pronta moderación de las tensiones que, previsiblemente, se prolongarán hasta bien entrado el 2008.

En este contexto, el mandato de preservar la estabilidad financiera, tanto en el caso de la Fed como en el BCE, puede adquirir una relevancia mayor de cara a sus futuras decisiones, por lo que auguró rebajas de tipos de EEUU en las dos próximas reuniones y admitió que es "muy probable" que se produzcan rebajas adicionales en la primera mitad del año que viene.

En cuanto al BCE, la entidad financiera consideró que ser irá relajando "paulatinamente" el tono de sus mensajes gracias a la fuerte apreciación del euro, y aventuró que es probable que "en breve" se empiecen a cotizar posibles rebajas de tipos en la UE.

¿Y España?

En cuanto a la situación española, la entidad consideró que se ha confirmado definitivamente la desaceleración de su economía. Sin embargo, reconoció que existen una serie de factores que permiten encarar la nueva situación desde una posición más favorable que en ciclos anteriores, debido al el superávit público de las cuentas, la fortaleza del euro, la pujanza del mercado laboral, la fuerza de la inversión productiva o el sistema financiero español, que calificó de "muy solvente y provisionado".

Caja Madrid considera que estas circunstancias permitirán mitigar el impacto de un escenario exterior adverso y pronostican un aterrizaje suave, aunque reconoció que se acerca un periodo largo con crecimientos inferiores al potencial que, a su juicio, permitirán depurar los desequilibrios acumulados y sentar las bases para un crecimiento sostenible y generador de empleo.

A pesar de la elevada incertidumbre y desconfianza de los mercados financieros, la caja estima un crecimiento del 3,8% para finales de año y del 2,7% en 2008, aunque reconoce que España es "especialmente vulnerable" a la crisis por la elevada necesidad de financiación exterior.

Depreciación del dólar

Por otro lado, Caja Madrid resaltó "la intensidad" de la depreciación del dólar que, a su juicio, se ha visto afectado por la crisis desencadenada en los mercados crediticios, que resultó "decisiva" para la aceleración de su tendencia de depreciación.

La entidad indicó que los riesgos de que se produzcan nuevos episodios de tensión en los mercados podrían resultar especialmente negativos para una moneda como el dólar, cuya economía precisa de una elevada captación de financiación exterior.

A esto se unen la sensible moderación del crecimiento económico en 2008 y la tendencia de diversificación en las reservas de los bancos centrales, factores que, según Caja Madrid, auguran una continua depreciación de la moneda americana a medio plazo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud