Economía

La recuperación de EEUU, en tela de juicio: ¿nueva recesión o freno temporal?

Estados Unidos cerró el viernes una pésima semana en cuanto a indicadores económicos se refiere. El broche final lo puso el dato de empleo, que arrojó una creación de 54.000 puestos de trabajo, por debajo de los 232.000 del mes anterior y lejos de los 150.000 que se esperaban de media.

Para muchos expertos, el freno en la creación de empleo constata que la recuperación es todavía débil, algo que confirman otros datos como la caída del consumo o el retroceso de la producción industrial. Por no hablar de que la confianza de los consumidores está en niveles de hace seis meses. A la vista de los datos, hay expertos que dudan sobre la sostenibilidad de la recuperación. Otros van más allá y aseguran que es tan sólo el principio de una segunda recesión. 

Los economistas que defienden esta última tesis apuntan que la gran recesión, que comenzó en diciembre de 2007 terminó en julio de 2009. Claro que fijar esos límites es sólo orientativo, pues muchos estadounidenses dudan realmente de que la recesión haya terminado en algún momento.

Y es que, desde que estalló, se han perdido alrededor de 7 millones de empleos. En la actualidad, catorce millones de personas están sin trabajo, de los cuales 6,2 millones son parados de larga duración y, según la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, el tiempo medio que un ciudadano está en paro es de 39 semanas. Los expertos creen que el mercado laboral no mejorará de manera significativa hasta que no se creen 300.000 puestos de trabajo de forma estable. 

Según datos recogidos por The Wall Street Journal hay 5,5 millones de estadounidenses que están desempleados y no reciben ninguna prestación por desempleo. Además, el número de empleos de baja remuneración ha aumentado de forma constante y ahora representan el 41% de todos los puestos de trabajo que hay en Estados Unidos.

Los precios, en constante aumento

No hay nada que dañe más la confianza de los consumidores que un aumento rápido de precios. Hoy los ciudadanos pagan más por productos básicos de lo que pagaban hace un año. La ropa para la temporada de verano se ha encarecido un 20% respecto a doce meses atrás. Y, por si fuera poco, en el último año el precio medio de la gasolina se ha incrementado en un 30%. En este sentido, un conductor gastará alrededor de 750 dólares más por la gasolina en 2011  que en 2010. El repunte de los precios sumado a las dificultades de acceso al crédito pintan un gris escenario.

La cuestión es que el déficit de EEUU diezma toda posibilidad de otro paquete de estímulo económico que muchos economistas como el ganador del premio Nobel Paul Krugman califican de esencial para crear una recuperación completa, según apunta Business Insider.

La mayoría de expertos descarta un nuevo programa de estímulo de la Reserva Federal, un tercer  Quantitative Easing (QE). Para que esta situación se hiciera realidad, la economía de EEUU necesitaría registrar un incremento significativo en la tasa de desempleo o un desempleo plano pero acompañado de una caída brusca en la inflación subyacente. En cualquier caso, el banco central tampoco tocará los tipos, situados en un rango entre el 0 y el 0,25%, antes de septiembre, según sugirió el propio presidente de la Fed, Ben Bernanke.

El ajuste inmobiliario

Destrucción de empleo, repunte del precio de los productos básicos, encarecimiento de la gasolina... Y ajuste del mercado inmobiliario. Los precios de la vivienda han caído a niveles de 2002 y podrían caer un 10% más si persiste la tendencia actual.

La crisis arroja datos tan preocupantes, como que más del 28% de los propietarios de una vivienda en Estados Unidos debe más al banco de lo que vale su inmueble

El economista jefe de la consultora Zillow, Stan Humphries explica que el precio de los pisos cayó un 3% en el primer trimestre (la mayor desde el cuarto trimestre de 2008, cuando descendió un 3,9%) y se reducirá más de un 9% en 2011, a medida que se extienden las ejecuciones hipotecarias y el desempleo continúa siendo elevado. En su opinión, los precios no van a tocar suelo hasta 2012.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Luis
A Favor
En Contra

Tonterías!, hace unos meses, cuando salían malos datos, América subía porque decían que así se aseguraban que la FED siguiese imprimiendo, ¿y ahora pretenden decir que baja por eso?.

Puntuación 8
#1
eurrrrriborrrrrrr
A Favor
En Contra

Si cambiamos EEUU por España en el artículo, se seguiría ajustando a la realidad, una encuesta a economistas dice que el BCE seguirá subiendo tipos a un rítmo de 0,25% por trimestre, podria ser, pero a la vista de este artículo estos economistas tienen una visión reducida de la realidad, en economía es mas difícil acertar que en la lotería, solo hay que mira previsiones previas, erradas en el 95%.

Puntuación 8
#2
pepe
A Favor
En Contra

Estoy de acuerdo, pero con salvedades,

No ha habido recuperación de ningún tipo. Simplemente impresión de dinero, estímulos inútiles y si hay una nueva recesión será todavía peor.

El precio de la vivienda ha tocado fondo. No creo de ningún modo que el precio de la vivienda siga bajando, quizás suba todo lo demás, en términos generales y a nivel global la vivienda en USA está barata. Otro tema es que compras algo que no quiera nadie. siempre puedes mal compra ro mal vender.

Puntuación 2
#3
Leonor
A Favor
En Contra

...¿Nueva recesión?...no sabía yo que habían salido de esta recesión...

Puntuación 5
#4