Economía

El BCE acepta que los bancos privados participen en el segundo rescate de Grecia

  • Se quiere evitar que toda la carga económica recaiga sobre el contribuyente
  • Podrían implicarse a través de la compra de bonos griegos cuando venzan

El Banco Central Europeo (BCE) ha aceptado que los países de la eurozona inviten a los bancos privados a participar en el segundo rescate de Grecia, que ascenderá a alrededor de 60.000 millones de euros, tal y como defiende Alemania para evitar que toda la carga recaiga sobre los contribuyentes.

Un acuerdo voluntario con los bancos según el cual éstos se comprometerían a comprar nuevos bonos griegos cuando venzan los que tienen en su balance "podría ser una forma de implicar al sector privado en la financiación de Grecia", ha dicho el representante alemán en el comité ejecutivo del BCE, Jürgen Stark, en una entrevista al diario italiano Il Sole 24 ore.

Para animar a las entidades a participar en el segundo rescate griego, los países de la eurozona sopesan diversas opciones, como darles un estatus preferente, un tipo de interés más alto o algún tipo de aval.

En todo caso, el BCE mantiene su oposición frontal a la "reestructuración suave" de la deuda griega defendida por el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y por la Comisión. Esta "reprogramación" de los bonos griegos consistiría en extender su vencimiento para dar a Atenas más tiempo para pagar, pero sin aplicar quita.

Efecto de contagio

El Banco Central considera que esta operación es equivalente a una reestructuración completa y ha avisado de que provocaría un efecto de contagio a otros países de la eurozona. Berlín sigue defendiendo esta opción, pero podría aplazar su aplicación en aras de lograr un acuerdo rápido que impida la quiebra de Grecia.

La misión de la Comisión, el BCE y el FMI que se encuentra en Atenas y las autoridades griegas harán público este viernes el acuerdo sobre el nuevo plan de ajuste que debe aplicar Grecia como condición para recibir en junio un nuevo tramo del actual rescate de 110.000 millones de euros y para beneficiarse del segundo rescate.

El programa incluye nuevas medidas de ajuste fiscal, sobre todo subidas de impuestos y eliminación de exenciones, por valor de 6.400 millones para 2011. También se acelera dentro del plan de privatizaciones la venta de la participación del Estado en empresas como el aeropuerto de Atenas, Hellenic Postbank y la compañía de aguas de Salónica.

El primer ministro griego, George Papandreu, viajará a Luxemburgo el viernes por la tarde para presentar el plan a Juncker, según la prensa griega. Esta previsto que los ministros de Economía de la UE aprueben el segundo rescate de Grecia el 20 de junio.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
marcels
A Favor
En Contra

No se si alargar la agonia en busca de un milagro es bueno o es malo. Lo que si se es que yo no creo en los milagros..

Puntuación 2
#1
amazing
A Favor
En Contra

Pero como se ha llegado a esto en el SXXI que un pais no pueda pagar sus emisiones de deuda, en la era de internet, la conexión global, nadie lo ha podido evitar, y nadie pagará por ello, en fín tipical human ambition.

Puntuación 2
#2