Economía

El BCE sube los tipos de interés al 1,25%: todo apunta a otro incremento en junio

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido subir los tipos de interés de la zona euro en un cuarto de punto, hasta el 1,25%, después de casi dos años en mínimos históricos. El presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet, ha sugerido que no habrá otro aumento de las tasas en mayo, aunque ha dejado la puerta abierta a más alzas a lo largo del año. Los analistas creen que la próxima podría ser en junio. Trichet elogia las reformas en España.

"Este ajuste de la política muy acomodaticia se ha justificado por las presiones inflacionistas al alza que hemos observados los últimos meses", ha señalado Trichet en la comparecencia pública posterior a la reunión para explicar la decisión.

"Nuestra decisión contribuirá a mantener las expectativas de inflación en la zona del euro firmemente ancladas en niveles compatibles con nuestro objetivo de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2% a medio plazo", ha asegurado.

Descanso en mayo

El presidente del BCE no ha utilizado la expresión "fuerte vigilancia" para referirse a la actitud del organismo ante la inflación, unas palabras que anteriormente ha utilizado para anticipar subidas de tipos en la siguiente reunión. Trichet ha indicado que "seguiremos muy de cerca los precios".

Esto hace pensar que no habrá subida de tipos en mayo, sino que la entidad se tomará una pausa para observar como se comportan los indicadores económicos. Y aunque el banquero francés ha insistido en que "no hemos decidido que sea el primero de una serie de aumentos de tipos", ha eludido describir el actual nivel de los tipos de interés como "adecuado".

"El ECB considera la decisión unánime de hoy como el primer paso en la normalización de la política monetaria", comenta José Luis Martínez estratega de Citi en España. "Todo apunta a que podría haber una segunda subida de tipos antes del verano. ¿En mayo? Muy pronto. ¿En junio? Posible", opina.

"La entidad ha decidido que va a endurecer la política de los países centrales como Alemania que están haciéndolo bien y dejar las medidas de apoyo no convencionales para los países de la periferia", interpreta Silvio Peruzzo, economista de Royal Bank of Scotland, informa Bloomberg. "El aumento de la tasa es adecuada y no habrá otra antes de junio", añade.

El BCE "subirá rápidamente los tipos dos veces en abril y junio para satisfacer la demanda de las economías centrales de endurecimiento de la política monetaria, según Stuart Thomson, administrador de fondos de Ignis Asset Management. Pero añade que "la sensibilidad de las economías periféricas a las mayores tasas, tanto en términos de la deuda total y la proporción de créditos de consumo ligado a los tipos de interés variable, provocará que el banco central tenga que hacer una pausa durante el verano".

Cambio de rumbo

El precio del dinero abandona su nivel más bajo de la historia de la zona euro, donde permanecían desde el mes de mayo de 2009 con el objetivo de apoyar la recuperación de la economía de la región.

El presidente de la entidad ya había insinuado en la reunión de marzo que hoy se subirían las tasas para combatir las presiones inflacionistas derivadas del encarecimiento del petróleo, que cada vez preocupan más a la institución. El Índice de Precios al Consumo (IPC) de la zona euro subió dos décimas en marzo en tasa interanual hasta el 2,6%, lejos del objetivo del 2% del banco central.

La última vez que la institución subió los tipos fue en julio de 2008. Como ahora, lo hizo para contener la inflación y pese a que la crisis financiera ya estaba vigente. Y como ahora, tras esa inflación de 2008 emergía la figura del petróleo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud