Economía

Las empresas de trabajo temporal preven una caída de la ocupación en noviembre

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) prevé una caída de la ocupación del 1,1% en noviembre, dada la desfavorable estacionalidad para el empleo que caracteriza a la última parte del año.

El indicador "Avance del Mercado Laboral Afi-Agett" (AML Afi-Agett) augura que se produzca una caída de la ocupación en noviembre hasta los 18,44 millones de ocupados, con un ritmo interanual de caída del empleo del -1,1%, informó esta asociación.

Según sus datos, la tasa de paro de los demandantes de empleo sin relación laboral, descendió en julio al 19,6%; para 4,4 millones de estos demandantes de trabajo y una población activa de 22,5 millones de personas, este indicador habría descendido en julio al 19,6%, es decir, 0,4 puntos porcentuales por debajo de la tasa que presentaba en el mes de junio (20%).

Por otro lado, según los datos de afiliación por ramas de actividad, hasta agosto, las actividades que están a la cabeza de la creación de empleo son los servicios de la información, que crea empleo a un ritmo del 17%, las actividades administrativas de oficina y actividades auxiliares a empresa, que lo hace al 13%, y consultoras y otras actividades informáticas, que crea empleo al 7,4%.

Por ello, según las estimaciones de Agett, serán los servicios avanzados y los destinados a la exportación los que deberían tomar el relevo y liderar el crecimiento del empleo.

Por su parte, las actividades de servicios sociales son las que lideran la creación de empleo de forma interanual, a un ritmo del 24% (+61.017 empleos). La Asociación atribuye este crecimiento al desarrollo de la Ley de Dependencia y al envejecimiento de la población, que lleva a la demanda de este tipo de servicios.

En el lado opuesto, las actividades relacionadas con la construcción continúan con la pérdida de empleo y llama la atención la negativa evolución de la rama ingeniería civil, que ha sido la que ha destruido empleo a un mayor ritmo (-18,9%). Esto "posiblemente indique el principio de una tendencia que podría mantenerse en lo sucesivo, por las consecuencias del recorte en el gasto público anunciado por el Ministerio de Fomento".

La costa mediterránea, Canarias y Castilla-La Mancha han destruido empresas con mayor intensidad que en el resto de comunidades autónomas.

DESTRUCCIÓN DE EMPRESAS

Desde diciembre de 2007, la crisis ha destruido empresas a un ritmo del 8,6%. Se ha llevado por delante 125.421 empresas, lo que representa casi el 10% del tejido productivo actual español (con datos de las empresas registradas en la Seguridad Social en julio de 2010).

Las comunidades autónomas que han destruido empresas con mayor intensidad, desde diciembre de 2007 son Murcia, que ha perdido 7.569 empresas (es decir, ha destruido empresas a un ritmo del 16,1%), Comunidad Valenciana (-22.830 empresas; -13,8%), Canarias (-8.669; -13,4%), Castilla La Mancha (-6.576;-10,4%), Cataluña (-25.310;-9,7%) y Andalucía (-21.890; -9,6%).

En el lado opuesto se encuentran Baleares, que ha visto crecer su número de empresas casi un 6% (+2.280) desde 2007.

2010

Con datos acumulados hasta julio de 2010, prácticamente todas las comunidades han aumentado su número de empresas, excepto Canarias, que las ha destruido a un ritmo del 1%, Madrid (-0,2%) y País Vasco (-0,1%).

En términos de media nacional, España aumenta su tejido empresarial a un ritmo del 2% de enero a julio de este año 2010. Es decir, ha creado 25.532 empresas.

Destaca el caso de Baleares, con un incremento del 18,6% en su tejido productivo, con 6.334 empresas más. Es decir, la cuarta parte de las nuevas empresas registradas en España en lo que va de año, proceden de Baleares.

Según la Encuesta de Coyuntura Laboral del Ministerio de Trabajo e Inmigración, realizada a empresarios de todo el país, el empleo marcará un mínimo crecimiento del 0,1% de media nacional, en un escenario en el que ocho de las 17 comunidades autónomas optarían por mantener o reducir sus plantillas.

Los empresarios se muestran más negativos en Murcia, donde prevén reducir en 1,3% sus plantillas. Le siguen, País Vasco (-1,2%), La Rioja (-0,7%), y Andalucía (-0,7%).

Más optimistas son las previsiones de los empresarios castellano-manchegos, que barajan un aumento del 2% del empleo, seguidos de Cataluña (0,7%), Extremadura (0,6%) y Asturias (0,5%).

(SERVIMEDIA)

12-SEP-10

CCB/gja

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint