Economía

Los ricos también lloran: cae la vivienda en los barrios acomodados

Imagen de una lujosa mansión en Estados Unidos. Foto: Bloomberg

La crisis inmobiliaria que está azotando Estados Unidos ha sido capaz de sobrepasar las vallas de seguridad de las calles residenciales. En los cuatro primeros meses de 2007, han descendido los precios medios de las casas en algunos de los mejores barrios de estados como Nueva York o California, que hasta hace poco parecían inmunes a los descensos que se estaban viviendo a lo largo y ancho del país de las oportunidades.

Ni su riqueza ni su excelente crédito han podido evitar que su valor se haya desplomado hasta un 18,8 por ciento en 15 de las 24 comunidades en las que los bancos de datos de los agentes inmobiliarios han recabado información.

Algunas de las regiones afectadas

Así, personajes tan influyentes como Bill y Hillary Clinton o Jonathan Klein, presidente de la CNN, han visto como vivir en Chappaqua, una pequeña ciudad dormitorio de Nueva York, ya no tiene tanto 'caché' como antes. Ahora las propiedades tardan siete meses en venderse, cuando el año pasado se vendían en sólo cinco.

En Westport, otra comunidad acomodada del estado de Connecticut -al sur de Nueva York- donde tienen su residencia Paul Newman, Joanne Woodward o Jeffrey Kindler, máximo responsable de la farmacéutica Pfizer, el importe medio a pagar por una vivienda cayó un 8,2 por ciento en el primer cuatrimestre del año con respecto al mismo periodo de 2006, hasta los 1,56 millones de dólares.

En California, en cambio, lo que sucede es que los precios de los hogares siguen subiendo, pero a un ritmo mucho más lento que el año pasado. Dos condados de Silicon Valley, San Mateo y Santa Marta, habían experimentado unas subidas del 110 por ciento y el 129 por ciento, respectivamente, desde 1998. Sin embargo, de enero a marzo de 2007 este crecimiento se ha desacelerado hasta situarse en un escueto 3 por ciento.

El detonante

La restricción del crédito dispuesta recientemente como reacción al aumento de los impagos de las hipotecas 'subprime' o de alto riesgo -concedidas a personas con poca solvencia o deudas elevadas-, ha sido el detonante de esta bajada generalizada de precios en EEUU, que ha acabado afectando también a las zonas pudientes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint