Economía

Entra en vigor el Decreto que regula las condiciones laborales de los controladores

El Real Decreto que regula la organización del trabajo de los controladores aéreos, que fue convalidado por el Congreso y aprobado el miércoles en el Senado, entra este jueves en vigor, tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), precisamente en el mismo día en que se celebrara la vista en la Audiencia Nacional por la demanda de conflicto colectivo presentada por USCA en la que se ha decidido aplazar el juicio hasta el próximo 5 de mayo.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

En virtud de la nueva norma, AENA asume a partir de ahora la organización del trabajo de los controladores, marcando una media máxima anual de jornada de 1.750 horas y un máximo de 80 horas extraordinarias trabajadas al año "en conformidad con lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores",

El actual convenio de los controladores, firmado entre AENA y USCA, el sindicato mayoritario que agrupa al 95% de los 2.400 controladores con los que cuenta el ente público, recoge 1.200 horas ordinarias y 600 horas actuales.

Sin embargo, el decreto-ley indica que la modificación transitoria de las condiciones laborales de los controladores de AENA es la "mínima imprescindible" para garantizar los objetivos que persigue, "garantizar el servicio de forma segura, eficaz, continuada y económicamente y financieramente sostenible", lo que no resulta posible "ni en el marco del I convenio colectivo de los controladores ni en el marco del art. 41 del Estatuto de los Trabajadores".

Así, subraya que si bien se faculta a AENA a acodar dichas modificaciones cuando existan "probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción" será "previo agotamiento de un periodo" de consultas con los representantes sindicales, el convenio colectivo de los trabajadores exige obtener el "acuerdo expreso de la organización sindical". No obstante, apunta que "a la vista de la ruptura del proceso negociador, ya no cabe duda alguna de la imposibilidad de la vía negociadora".

RETRASA LA EDAD DE RETIRO A LOS 57 AÑOS.

Además, fija la edad de retiro para los controladores en los 57 años, debiendo el proveedor ofertarle otro puesto de trabajo que no conlleve el ejercicio de esas funciones, puesto que será retribuido de acuerdo con las funciones que realice el controlador. En el caso de que el proveedor no pudiera ofertarle un puesto que no conlleve tareas de control pasará a la reserva activa hasta que alcance la jubilación forzosa, es decir, los 65 años.

De esta forma, queda interrumpida por tres años, la licencia especial retribuida (LER) que permitía a un controlador prejubilarse a los 52 años. Al respecto, el decreto-ley apunta que de no alcanzarse un convenio colectivo durante el periodo de suspensión, se aplicará el régimen de licencia especial previsto para lo que antes los solicitantes tendrá que someterse de manera continuada a controles psicofísicos.

La nueva ley también modifica la jornada a turnos de cada controlador que tendrá una duración "no superior a doce horas por servicio" y el tiempo de descanso, que fija en un 25% del tiempo de la duración de la jornada diurna y de un 33% de la duración de la jornada nocturna. No obstante, apunta que en las torres de control monoposición los controladores tendrán un descanso de una hora por servicio.

El incumplimiento por parte del proveedor de las obligaciones establecidas en el decreto se considerará "muy grave" cuando afecten a la seguridad o menoscabe de manera reiterada la continuidad de la prestación de servicios, y podrían conducir al despido disciplinario del controlador.

ABRE LA PUERTA A LA PRIVATIZACIÓN DE LAS TORRES.

Por otro lado, con el nuevo decreto Fomento abrirá la prestación del servicio de tránsito aéreo a otros proveedores, para lo que sacará a concurso público la certificación preferente de dicho servicio en las torres, tanto para la implantación del servicio AFIS en aeropuertos aún por determinar --seis o nuevo--, proceso que podría durar unos tres años, aunque los servicios del tránsito aéreo y control de aproximación continuarán prestándose directamente a través de AENA.

Fomento asume así la potestad para de designar a proveedores civiles de servicios de tránsito aéreo de aeropuerto, lo que se hará a propuesta del gestor aeroportuario. Es decir, que AENA podrá adjudicar a concurso la gestión de las torres de control a empresas privadas.

REDUCIR LAS RETRIBUCIONES VARIABLES EN UN 25%.

El Gobierno calcula que el decreto ley permitirá una reducción del coste salarial de los controladores de 215 millones de euros hasta 2012, desde los 780 millones de 2009, lo que permitirá una reducción de las tarifas de ruta de diez euros a partir de ese año

En la memoria económica de la norma, el Ejecutivo concreta su objetivo de reducir en más de un 25% hasta 2014 las retribuciones variables, incluyendo las horas extra, que perciben los controladores.

El decreto se refiere también a la implantación en aeródromos de escaso volumen de los servicios de información de vuelo AFIS, avalados por la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI) y que estos servicios, al no requerir controladores, resultan "mucho más eficientes, económicamente e igualmente seguros".

El objetivo de Fomento con este recorte en gastos salariales es impulsar una rebaja de la tarifa de ruta desde los 82 euros de media actuales hasta situarla en 78 euros en 2011 y en 72 euros en 2012, 2013 y 2014, para lo que buscará una reducción de costes salariales derivados de los controladores desde los 780 millones de 2009.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin