Economía

El aeropuerto de La Seu d'Urgell (Lleida) se reabrirá antes de verano

El alcalde del municipio reivindica un plan global de esquí para el Pirineu

LLEIDA, 14 (EUROPA PRESS)

El aeropuerto de La Seu d'Urgell se reabrirá antes de verano, una vez acabadas las obras de rehabilitación de la pista de despegue y del edificio de la terminal y torre de control, a falta de la redacción del plan director urbanístico de la infraestructura, según avanzó el alcalde de la población y candidato de CiU por Lleida, Albert Batalla.

En una entrevista de Europa Press, explicó que el objetivo es "volver a situar la instalación en el mapa de vuelo" de Cataluña, y trabajar en la elaboración del plan director, que debe determinar la viabilidad de la conversión del aeródromo en un aeropuerto y definir las actuaciones que necesita a medio y largo plazo.

Fue en octubre de 2009 cuando la Conselleria de Política Territorial y Obras Públicas adjudicó por 1,9 millones las obras para acondicionar el suelo de la pista de despegue, de 1.340 metros de longitud y 28 de ancho, el edificio de servicios, la señalización y la mejora de los centros de gestión.

El aeródromo se inauguró en 1982 y funcionó hasta 1984, cuando operó el último vuelo comercial. Después se utilizó para la aviación deportiva y general hasta que se cerró por motivos de seguridad.

Según Batalla, la instalación no debe aspirar a ser un gran aeropuerto pero sí un campo de vuelo de referencia que les permita hacer operaciones comerciales más importantes y que pueda ser complementario con el aeropuerto de Lleida-Alguaire, recientemente inaugurado.

VUELOS DE MÁS CALIDAD

"Los vuelos que lleguen a La Seu podrán ser de menos cantidad de gente pero que aporten más calidad", afirmó Batalla, quien sostuvo que, desde un punto de vista turístico, los que quieran visitar el Pirineu podrían hacerlo en aerotaxis desde Alguaire. En concreto, la voluntad es que pueda acoger vuelos comerciales de pequeño formato, vuelos de seguridad --destinados a emergencias y extinción de incendios-- y deportivos.

Al preguntársele hasta qué punto debe participar Andorra de la gestión del aeropuerto, Batalla dejó claro que planificar una instalación de este tipo sin el concurso de este país "no tiene demasiado sentido", algo que ha trasladado a su Jefe de Gobierno, Jaume Bartumeu.

A su juicio, Cataluña también podría buscar colaboraciones con Andorra y con las pistas de la Cataluña norte si Barcelona gana la candidatura para organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

Recordó que es imposible que Andorra pueda ser coorganizadora del evento porque así lo impiden las normas del Comité Olímpico Internacional (COI). Tras haberse reunido ya dos veces con el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, y con alcaldes de todo el Pirineu, defendió una propuesta conjunta del territorio que complemente la candidatura dejando al margen "los localismos y las aspiraciones legítimas de los municipios para acoger una prueba en concreto".

Sin embargo, recordó que La Seu tiene un vínculo estrecho con el esquí nórdico --tiene la presidencia de la mancomunidad de pistas de esquí nórdico y el centro nacional de tecnificación de esta especialidad--, y experiencia olímpica y de organizar importantes competiciones.

"Es una gran oportunidad de situar al Pirineu en todo el mundo", opinó Batalla, quien subrayó que los juegos supondrían también el avance de infraestructuras importantes para el territorio en red viaria, ferroviaria y en relación a las comunicaciones digitales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado