Economía

Cada vez cuesta más vender un piso: el plazo medio supera ya los dos años, cuatro veces más que en 2005

La patronal de las grandes constructoras ha advertido hoy que un descenso en la promoción de viviendas de unas 100.000 unidades traería un recorte de empleo de unos 200.000 puestos de trabajo. La ralentización del sector se deja notar ya en el plazo de venta de un piso, que supera ya los dos años, cuatro veces más que en 2005.

Enrique Aldama, presidente de la patronal de grandes constructoras (Seopan), ha descartado problemas en el sector a lo largo de este ejercicio, aunque ha pronosticado que en 2008 pueda surgir algún problema. Según ha explicado, un descenso en la promoción de viviendas de unas 100.000 unidades, que supondría una caída de alrededor del 15% respecto al actual ritmo de producción, se traduciría un recorte de empleo "superior" a 200.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Actividad del sector

Por ello, ha pedido precaución a la Administración y a otros agentes del sector a la hora de lanzar mensajes respecto a supuestos excesos en la producción de viviendas y la necesidad de moderarla. En opinión de Seopan, "no existe en el horizonte inmediato una actividad que de forma automática sustituya a la de la vivienda en cuanto a creación de empleo se refiere".

Los últimos datos conocidos no hacen presentir una crisis del sector. Los visados de obra nueva para uso residencial en España alcanzaron en 2006 las 863.766 unidades, la cifra más alta desde al menos el año 2000, con un incremento del 18,3% a 2005. Este aumento se debe a la entrada en vigor del Código Técnico de Edificación, ya que los promotores anticiparon las solicitudes de visados para eludir los costes derivados de la aplicación de esa norma. El número de viviendas terminadas alcanzó las 585.000, un 11,5% más.

Plazo de venta

Sin embargo, en la práctica se demuestra que cada vez cuesta más vender una vivienda. Según informa Atlas, los promotores notan desde hace meses una ralentización en los plazos de venta de las viviendas. Y es que el tiempo desde que un piso sale al mercado hasta que es adquirido supera ya de media los dos años, llegando en algunos casos a los tres, frente a los seis meses que costaba a comienzos de 2005 encontrar un comprador.

Según los expertos, la clave de esta ralentización estriba en el exceso de oferta, que ha crecido a un ritmo mucho mayor que la demanda en los últimos años. También influye la subida de los tipos de interés, que presiona sobre las economías familiares altamente endeudadas. El euríbor lleva 17 meses consecutivos subiendo hasta llegar al 4,1%.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin