Economía

El BCE en la encrucijada: Alemania necesitará una subida de tipos que destrozará a España

Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE). Foto: Archivo

Ahora están en el 1%, pero el Banco Central Europeo (BCE) puede encontrarse con un dilema complicado de resolver en los próximos meses porque todo apunta a que las economías de la región están saliendo de la recesión a ritmos muy diferentes, lo que complicaría y mucho la actuación de la entidad. Algunas economías como la alemana o la francesa podrían necesitar unas subidas de tipos que serían muy perjudiciales para España o Irlanda. ¿Volverá Zapatero a pedirle prudencia a Jean-Claude Trichet como en junio de 2008?

"El BCE tendrá que normalizar los tipos el próximo año y esto golpeará a países como España e Irlanda que permanecerán en recesión y cargados con un gran montón de deuda", comenta Gilles Moec, economista de Deutsche Bank en Londres. Este analista prevé que la institución presidida por Jean-Claude Trichet doblará el precio del dinero, actualmente en su mínimo histórico del 1%, a finales de 2010.

Ritmos de mejora

Las dos mayores economías de la zona euro, Alemania y Francia, ya han salido de la recesión en el segundo trimestre de año, cuando han registrado crecimientos intertrimestrales positivos. Según las previsiones de la Comisión Europea publicadas ayer, estos dos países mantendrán la senda de la recuperación en los próximos trimestres del año y crecerán un 0,2% en 2010.

En la situación contraria se encontraría España -que según la Comisión será el único de entre los grandes Estados de la UE que mantenga cifras negativas de crecimiento en el cuarto trimestre de este año- e Irlanda, que se contraerán un 0,9% y un 1,5%, respectivamente en 2010 y sufrirán los déficit presupuestarios más grandes de la región.

Subidas de tipos

José Luis Martínez, estratega de Citi en España, cree que "el BCE puede cambiar el discurso sobre los tipos a principios de 2010, facilitando una lenta escalada del euribor".

Los economistas han comenzado a incrementar sus apuestas a que el banco regulador del euro incrementará los tipos y retirará las medidas extraordinarias de liquidez el próximo ejercicio para alejar los riesgos futuros de inflación y de burbujas en la economía. Mientras Trichet no está mandando señales de ajustar la política monetaria, Bank of America-Merrill Lynch y Morgan Stanley aseguran que las subidas de tipos comenzarán como muy tarde en junio.

Golpe para el consumo y la deuda

"Ante las grandes divergencias económicas que tenemos, lo más problemático para el BCE será poner el tapón a las inyecciones de liquidez", afirma Laurent Bilke, economista de Nomura International en Londres.

La deuda del Gobierno y de los consumidores en algunas economías podría provocar que más de un miembro del BCE piense en la posibilidad del diferente impacto que tendría un incremento de las tasas. Por ejemplo, la deuda de consumo de Irlanda y España supera el 80% del Producto Interior Bruto (PIB), frente al 59% de Alemania y el 49% de Francia, de acuerdo a datos de Societe Generale.

Y es que una subida de los tipos de interés del BCE provocará que los Gobierno y los consumidores de países en los que todavía la recuperación parece lejana tengan que pagar más intereses por su deuda, lo que aumentaría todavía más los costes de financiación para unos bolsillos que no están listos para soportar estos encarecimientos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud