Economía

Cuánta pensión cobrará una persona que se jubila sin llegar a 15 años cotizados

Foto: Dreamstime.

Cotizar es una obligación para todos los trabajadores que deseen disfrutar en el futuro de una pensión de jubilación. El sistema de pensiones español obliga a los ciudadanos a cumplir una serie de requisitos que, de no acreditarse, dejan al interesado sin la pensión contributiva de jubilación.

El requisito que destaca por encima de todos es el de la cotización. La Ley General de la Seguridad Social explica en su artículo 205 (puede consultarlo en este enlace) que uno de los requisitos para tener derecho a la pensión de jubilación contributiva es "tener cubierto un período mínimo de cotización de quince años, de los cuales al menos dos deberán estar comprendidos dentro de los quince años inmediatamente anteriores al momento de causar el derecho".

Por eso, las personas que han cotizado menos de 15 años no podrán cobrar la pensión contributiva, prestación que se abona a más de seis millones de personas todos los meses. Estos trabajadores, con todo, podrían tener derecho a una pensión diferente.

Qué pensión cobras con menos de 15 años cotizados

En este contexto surge la figura de la pensión no contributiva de jubilación, la prestación que "asegura a todos los ciudadanos mayores de 65 años y en estado de necesidad una prestación económica, asistencia médico-farmacéutica gratuita y servicios sociales complementarios, aunque no se haya cotizado o se haya hecho de forma insuficiente para tener derecho a una pensión contributiva", según recoge el IMSERSO en su página web.

Requisitos para cobrar una pensión con menos de 15 años cotizados

Para poder percibir una de estas pensiones es necesario cumplir con varios requisitos. No basta simplemente con la ausencia de cotización, hay que acreditar estas condiciones:

  • Tener al menos 65 años.
  • Acreditar una residencia en España de al menos 10 años entre los 16 años y la fecha de devengo de la pensión. De ellos, al menos dos años han de ser inmediatamente anteriores a la jubilación.

En paralelo, hay que cumplir con un límite de ingresos que no puede superarse y que depende del número de integrantes de la unidad familiar:

  • El límite de ingresos para un ciudadano que viva solo es de 7.250,60 euros anuales.
  • El límite de ingresos para una unidad de convivencia formada por dos personas (sumando los ingresos de los miembros) es de 12.326,02 euros anuales. Para unidades familiares formadas por tres y cuatro (o más) personas los límites se incrementan hasta los 17.401,44 euros anuales y los 22.476,86 euros anuales.
  • Cuando el ciudadano convive en la unidad de convivencia con sus padres o hijos los límites de ingresos suben: 30.815,05 euros anuales en unidades de dos personas, 43.503,60 euros anuales en unidades de tres personas y 56.192,15 euros anuales en unidades de cuatro o más personas.

Cuantía de la pensión no contributiva de jubilación

La cuantía de la pensión es de 517,90 euros mensuales y 7.250,60 euros anuales, según explica el IMSERSO en su página web. La pensión del 25% asciende a 129,48 euros mensuales y 1.812,65 euros anuales.

Puede darse la circunstancia de que en la misma unidad familiar coincidan varios beneficiarios de pensión no contributiva de jubilación. En ese caso, las cuantías van a ser algo diferentes:

  • Si existen dos beneficiarios de la pensión en la misma unidad de convivencia la cuantía para cada uno es de 440,22 euros al mes y 6.163,01 euros al año.
  • Si existen tres o más beneficiarios de la pensión en la misma unidad de convivencia, la cuantía para cada uno es de 414,32 euros al mes y 5.800,48 euros al año.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud