Economía

Economía y Exteriores desautorizan la carta de Bustinduy a las empresas españolas en Israel

  • El ministro de Derechos Sociales pide a las compañías no contribuir a exacerbar la situación en Gaza
  • Los departamentos de Cuerpo y Albares reconocen no haber tenido acceso a la carta antes de su envío
El ministro de Economía, Carlos Cuerpo, durante una rueda de prensa en La Moncloa | EP

Pablo Bustinduy abre una nueva brecha dentro del Gobierno coalición. El ministro de Derechos Sociales -de Sumar- envió esta miércoles, a espaldas de Economía y Exteriores, una serie de cartas dirigidas a las empresas españolas con intereses en Israel, en las que les anima a tomar las medidas necesarias para garantizar que con su actividad no contribuyen a exacerbar la situación en Gaza, que ha calificado de "genocidio"

"No he visto el comunicado en concreto... pero bueno, en general, creo que tenemos muy claro desde el Gobierno nuestra visión con respecto a la situación en Gaza y a la importancia del mantenimiento de los derechos humanitarios en la zona", ha dicho el titular de Economía, Carlos Cuerpo, visiblemente descolocado ante las preguntas de los medios presentes en un acto de la AmCham Spain. "Ningún actor económico debe contribuir a la vulneración de derechos humanos de la población palestina", ha insistido Bustinduy, quien no informó al equipo de Cuerpo.

"Es la primera noticia que tenemos de esa carta", han reconocido fuentes del ministerio de Exteriores, que muestran su sorpresa ante el contenido de la misiva, en la que Bustinduy pide a las compañías que reporten ante su ministerio los posibles "abusos" que sus actividades o relaciones empresariales pudieran cometer sobre los derechos humanos en "los territorios palestinos ocupados". No es la única demanda del titular de Derechos Sociales. También solicita "rendir cuentas sobre las medidas que está tomando" para prevenir esa situación, e informar a clientes y consumidores de las actuaciones puestas en marcha. La nota de prensa elaborada por Derechos Sociales sobre el envío de las cartas ha sido deshabilitada de la web oficial de La Moncloa.

El malestar en el ala socialista del Consejo de Ministros es notable, especialmente en el departamento que dirige Albares, que se ha empeñado -durante las últimas semanas- en medir y liderar la reacción española ante la escalada bélica en torno a Gaza. "No entendemos qué quiere decir con 'el Gobierno'", insisten desde Exteriores, que recuerdan que el mensaje del Ejecutivo lo está centralizando el propio presidente, Pedro Sánchez.

El envió del comunicado a las empresas españolas coincide con el desarrollo de la ocupación militar ordenada por Benjamín Netanyahu sobre la ciudad de Rafah, en la frontera entre la Franja de Gaza y Egipto. La ofensiva se habría cobrado la vida de 34.850 palestinos, según los datos difundidos por Hamás. "Es urgente que se alcance un alto el fuego que evite la muerte de más civiles inocentes y permita la entrada de ayuda humanitaria y la liberación de los rehenes israelíes", ha apuntado Sánchez a través de las redes sociales. El líder del Ejecutivo -que ha tratado de impulsar el reconocimiento del Estado Palestino- sigue tratando de equilibrar la postura española sobre el conflicto.

Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) y Naturgy son las empresas españolas con más filiales en Israel, según Informa D&B. La energética es considerada por Economía como una de las principales compañías estratégicas para los intereses españoles, y está siendo asediada por la opa lanzada por el grupo emiratí Taqa. Además, otras como Cosentino Global, Imasa, City Time Brands, Blue Skies World Spain, Aislamientos Suaval o Dominion Servicios Medioambientales, también cuentan con al menos una filial en el país hebreo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud