Economía

El cambio climático también afectará a los salarios: un estudio calcula cuánto poder adquisitivo perderemos en 25 años

  • El estudio proyecta cómo afectará el clima o las precipitaciones a los ingresos
  • España se vería más afectada que otros países cercanos, como Francia e Italia
  • El coste de limitar el calentamiento global a 2 grados sería 6 veces menor
iStock

De aquí al año 2050, los salarios se reducirán, de media, un 19%. Esta es la principal conclusión de un nuevo estudio publicado en la revista Nature, según el cual los trabajadores verán reducido su poder adquisitivo por las consecuencias del cambio climático, como el aumento de las temperaturas, los cambios en las precipitaciones o los fenómenos meteorológicos extremos.

"Se prevén fuertes reducciones de ingresos en la mayoría de las regiones, incluidas América del Norte y Europa, siendo Asia meridional y África las más afectadas. Estas se deben al impacto del cambio climático en diversos aspectos relevantes para el crecimiento económico, como el rendimiento agrícola, la productividad laboral o las infraestructuras", señala Maximilian Kotz, investigador en el Instituto de Postdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) y autor principal del estudio.

Para dar con esta cifra, los investigadores han proyectado los daños económicos que el aumento de las emisiones de carbono podría ocasionar en los próximos años basándose en los impactos que ya ha podido generar en más de 1.600 regiones de todo el mundo a lo largo de los últimos 40 años. En sus cálculos, los científicos combinaron los modelos matemáticos con las últimas simulaciones climáticas, incluyendo la persistencia con la que el clima ha impactado en la economía en el pasado.

Así, los autores estiman que los daños globales podrían ascender a 38 billones de dólares al año, con un rango de cifras probables comprendido desde los 19 a 59 billones de dólares. Sin embargo, estos impactos económicos no se repartirían de forma equitativa por todo el mundo.

Pérdidas desiguales

Variación porcentual de la renta per cápita respecto a una situación de referencia sin efectos climáticos. / Maximilian Kotz et al. (Nature)

"Encontramos daños en casi todas partes, pero los países de los trópicos serán los que más sufrirán porque ya son más cálidos. Se prevé que los países menos responsables del cambio climático sufrirán una pérdida de ingresos un 60% mayor que la de los países con mayores ingresos y un 40% mayor que la de los países con mayores emisiones. También son estos (los más perjudicados) los que tienen menos recursos para adaptarse a sus impactos", señala Anders Levermann, jefe del departamento de Investigación de Ciencias de la Complejidad del PIK y coautor del estudio.

En el caso de España, los investigadores pronostican que el cambio climático reducirá la renta media un 18%, tres puntos por encima de Italia (15%) y cinco por encima de Francia (13%).

Limitar el calentamiento

Junto con estas advertencias, los responsables del estudio aclaran que estos daños económicos son hasta seis veces superiores en comparación con los esfuerzos económicos necesarios para limitar el calentamiento global a 2 grados.

En declaraciones al Science Media Centre (SMC) de Nueva Zelanda, el catedrático de Economía de la Universidad Victoria de Wellington (Nueva Zelanda), Ilan Noy, avala el "mensaje principal" de este estudio, pese a discrepar en el método para calcular los impactos a nivel local.

"Los autores de este trabajo muestran claramente que la transición a fuentes de energía sostenibles es significativamente menos costosa que el coste que ya estamos 'comprometidos' a soportar por nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en el pasado. Sin embargo, este tipo de enfoque de modelización no es adecuado para sacar conclusiones sobre los costes del cambio climático a nivel local", ya que "Este enfoque no tiene en cuenta las peculiaridades locales de nuestras actividades económicas. Pero el hecho de que no podamos concluir mucho de este trabajo sobre el impacto local no resta valor a su mensaje principal: que debemos converger rápidamente hacia un mundo de cero neto", opina el catedrático.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud