Economía

La 'paradoja inglesa' que afecta a la UE: por qué recortar tipos puede perjudicar a los hogares

  • Los ingresos netos por intereses han pasado a positivo en Reino Unido…
  • … y en Europa los pagos se han recortado tres décimas
  • Los expertos creen que este fenómeno lastraría el 'efecto recorte de tipos' en la economía

Un extraño fenómeno se ha manifestado en la economía de Reino Unido, y, en segundo término, Europa. La subida de los tipos de interés ha elevado los ingresos de los hogares y los recortes podrían incluso perjudicarles. Esta situación, que podría parecer una paradoja, es una de las claves del qué ha sido uno de los grandes misterios que han aquejado a los mercados. ¿Por qué las subidas de los tipos de interés no han generado un contundente golpe en la economía?

Por su parte, Yacine Rouimi, economista de S&P Global señalaba que los ingresos netos de los hogares europeos son "el único lado positivo de la subida de tipos, pues se espera que esta genere un aumento del 0,9% del PIB en ingresos netos por intereses". En cualquier caso señalan que esto genera peligros dado que "se pueden perder ingresos indirectamente a través de peores empleos y actividad económica". Además países endeudados podrían "generar una presión mayor a través de impuestos y que los hogares pierdan parte de los ingresos extra que reciban".

Sin embargo, la principal diferencia con Reino Unido se debe a que, a pesar de que en ambos casos hay una gran cantidad de ahorro, en el caso de la UE, esta ha atenuado más los ingresos debido a que "han tenido una remuneración más baja y han sido reactivos respecto a los tipos de interés oficiales". Además, señala que las cifras "esconden una marcada diferencia entre los distintos países de la UE". En ese sentido destaca el caso de Holanda, donde los hogares están un 2% en negativo frente a, por ejemplo, Italia, donde está en zona neutra.

"El aumento que ha sucedido en el pago de intereses comenzará a revertirse a lo largo de este 2024"

En España, según explica Krustev, "desde la crisis financiera global se ha ido generando una reducción del endeudamiento". Sin embargo el problema ha venido de "una elevada proporción de hipotecas a tipo variable (63,9% del total)" que ha hecho que la deuda crezca con los tipos de interés. Al mismo tiempo, la rentabilidad de los depósitos se ha quedado atrás respecto a Europa del 2,31% frente al 3,03%. Esto explicaría que, según Caixabank Research, los pagos netos de intereses han ascendido en el último trimestre registrado (tercero de 2023) a 3.700 millones de euros frente a los 1.200 de 2022.

En cualquier caso, Javier García Arenas, analista del banco español, señala que "el aumento que ha sucedido en el pago de intereses comenzará a revertirse" a lo largo de este 2024. Además, el experto señala que la renta disponible de los hogares ha aumentado de forma notable (10,6% interanual) gracias a un potente crecimiento de los salarios (9%) por la fortaleza de su mercado laboral. "Esto compensó los mayores intereses".

La 'normalidad' de EEUU

En EEUU el alto endeudamiento de su población ha derivado en una tendencia más acorde con la historia, provocando que el potente ciclo emprendido por la Reserva Federal sacuda por completo sus ingresos. De hecho, lo que pagan los estadounidenses por tarjetas de crédito, hipotecas y todo tipo de endeudamiento se ha elevado en 420.000 millones de dólares desde que comenzó la frenética subida de tipos mientras que el aumento de sus ingresos por intereses solo fue de 280.000 millones.

Respecto a los motivos por los que el caso estadounidense ha sido diferente que el inglés o el de muchos países europeos, destaca claramente que lo que pagaban por sus hipotecas y préstamos avanzó mucho más rápido debido a que la población de EEUU ha recurrido masivamente a préstamos no hipotecarios como los de consumo, donde los tipos de interés se actualizan de forma mucho más inmediata y supone mayores facturas. Según datos de la Reserva Federal las deudas no hipotecarias de EEUU no han dejado de crecer hasta los 4,9 billones de dólares. De hecho, los préstamos no hipotecarios suponían en EEUU cerca de un 35% del total este 2023.

En Europa, por su parte la deuda de los hogares apenas suponía un 54,8% del PIB frente al 64% de EEUU, lo que les da algo más de margen para que sus ingresos por remuneración de ahorros superen a lo que pagan por sus deudas. Además, en EEUU ha habido quejas por el hecho de que sus entidades no hayan traspasado a los depósitos los tipos de interés con la celeridad con la que subían los tipos, dejando a las familias en una situación de desventaja.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud