Economía

Más de 175.000 empleos nuevos y un crecimiento del PIB del 2,5%, BBVA vaticina el futuro de Andalucía

  • La Universidad Loyola y la CEA estiman que 2024 será "crucial" para la economía de la región
BBVA Research ha presentado su informe de la economía Andalucía para el primer semestre del año. elEconomista.

Con febrero casi llegando a su fin, entidades bancarias, confederaciones empresariales y universidades han comenzado a publicar sus previsiones económicas para Andalucía de cara los próximos meses y con la vista puesta en 2025.

Una de las estimaciones más optimistas es la de BBVA Research, cuyo último informe estima que este año el PIB crecerá un 1,4% y que el crecimiento se elevará hasta el 2,5% en 2025, superando el aumento del PIB promedio de los últimos 25 años. De cumplirse estas previsiones, la tasa de paro se reduciría hasta el 15,7% y se podrían crear 175.000 nuevos empleos en el conjunto de 2024 y 2025.

El informe 'Situación Andalucía, 1r semestre de 2024' de BBVA Research, presentado por Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España, y Francisco Javier Jerez, director territorial Sur de BBVA, señala que la economía andaluza se ha comportado como se esperaba en la anterior edición del informe y cerró 2023 con un aumento del del PIB del 2,1,%, tres décimas por debajo del resto de España, informa la entidad financiera en una nota de prensa.

Esto se explica porque los datos del segundo semestre de 2023 mostraron un debilitamiento por el menor dinamismo de la demanda externa, el encarecimiento de la energía, los altos tipos de interés, la pérdida de impulso en algunos sectores como el turismo --que empieza a mostrar síntomas de debilidad--, el sector público y el agroalimentario, en el que el agravamiento de la sequía contribuye a intensificar las dificultades.

BBVA Research prevé que la economía andaluza modere su crecimiento en 2024 y que este se sitúe alrededor del 1,4% --igual que la media esperada para el resto del país--. Esta dinámica se debe a que los hogares y las empresas resienten el incremento de los tipos de interés, el aumento en los precios de insumos y de la cesta de la compra, la incertidumbre geopolítica y de política económica, y las restricciones de oferta, además de la desaceleración de la eurozona.

En cuanto a la industria, se espera que experimente cierto impulso a medida que progresivamente se avance hacia un contexto de menores tipos de interés, con una recuperación de la demanda externa, la mayor inversión pública por los fondos europeos (NGEU), la modernización del parque de automóviles (demanda embalsada) y los menores cuellos de botella. Así mismo, cabe destacar que la construcción tiene un mayor peso en la región que en el conjunto nacional, aunque la industria pese menos y por tanto, el impacto de esta aceleración de la inversión en bienes de equipo podría ser algo inferior en la región.

El impacto de la sequía se extiende

Sin embargo, el impacto de la sequía podría extenderse desde el sector agrario a otros sectores si las condiciones climatológicas no revierten, por lo que la incertidumbre sigue siendo elevada. En cambio, la resiliencia de la producción de bienes de equipo e intermedios y la construcción no residencial podrían llevar a un crecimiento mayor durante este año.

El avance de la economía en esta comunidad mejorará por la caída en el precio de los combustibles y de la inflación, que a su vez facilitará una reducción de los tipos de interés. Todo ello impulsará la competitividad de las empresas y ayudará a los hogares a recuperar poder adquisitivo. Además, la mejora del contexto vendrá con una progresiva mejora de la demanda europea, lo que favorecerá las exportaciones. De cumplirse estas previsiones, la tasa de paro se reducirá hasta el 15,7% el siguiente año y se pueden crear 175.000 nuevos empleos entre 2024 y 2025.

VARIABLES DE INCERTIDUMBRE

El escenario previsto para los próximos trimestres podría verse afectado por un estancamiento de la economía de los principales países de la Unión Europea, lo que supondría un obstáculo para las empresas andaluzas, sobre todo para aquellas más orientadas a las exportaciones de bienes.

En materia fiscal, BBVA Research ve necesario avanzar en un proceso de consolidación de las cuentas autonómicas al mismo tiempo que se garantiza la provisión de servicios públicos. Se espera que en 2023 se haya registrado un ajuste del gasto autonómico, como resultado de un crecimiento del gasto más moderado que el avance nominal de la actividad. Junto a ello, el suave dinamismo de los ingresos hace prever que la Junta haya cerrado 2023 con un déficit en torno al 0,5% del PIB, mejorando el desequilibrio registrado el año anterior.

La deuda de la Junta de Andalucía se situó al cierre del tercer trimestre de 2023 en el 22,3% del PIB regional (38.018 millones de euros). En este contexto, el servicio de estudios de BBVA Research considera que la comunidad deberá seguir centrando sus recursos en la mejora del saldo fiscal para reducir su deuda.

Por otro lado, la falta de capital humano debe ser resuelta incrementando los recursos dedicados a la formación de parados, mejorando su eficiencia y colaborando con las empresas.

Previsiones de Loyola y CEA

Más comedidas son las previsiones de la Universidad Loyola y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) que estiman que el PIB de Andalucía crecerá de un 1,9% en 2024 (sólo una décima superior al estimado para España) y un 1,5% en 2025, cifra idéntica a la previsión nacional.

"Andalucía ha experimentado una subida de las exportaciones después de 9 meses consecutivos de bajada, destacando la industria aeronáutica andaluza, que ha protagonizado el mayor capítulo exportador reciente. En cuanto al mercado laboral, nuestras previsiones nos indican que el número de ocupados aumentará alrededor de un 2% en 2024 y de un 1,7% en 2025.", comentaba Alejandro Cardenete, catedrático de Economía de la Universidad Loyola tras la presentación del informe.

Por su parte, y a la luz de los datos del Informe LEO, el secretario general de CEA, Luis Fernández- Palacios, destacaba que 2024 va a ser un año crucial "para nuestra Comunidad, a mitad de legislatura, en el que habrá que ganar en agilidad para poner a pleno rendimiento los incentivos vinculados al nuevo marco comunitario y poder desarrollar los compromisos recogidos en el Pacto Económico y Social para el Impulso de Andalucía, suscrito en marzo del año pasado".

Los datos sobre la evolución de los principales indicadores macroeconómicos de Andalucía para los próximos meses siguen en las líneas trazadas en el anterior trimestre. En cuanto al comercio exterior, los últimos datos indican que, en noviembre de 2023, las exportaciones andaluzas alcanzaron un nivel de 3.492 millones de euros, cifra que implica un crecimiento interanual del 3,9%. Este dato refleja que, tras nueve meses consecutivos de bajada, el comercio exterior de Andalucía ha vuelto a crecer.

Crecen las exportaciones

En este sentido, la industria aeronáutica andaluza ha protagonizado el mayor capítulo exportador del mes, con 510 millones de euros, y el mayor crecimiento, un 165,9% sobre el mismo mes del año anterior. Estas cifras han permitido a la industria alcanzar los 1.908 millones en el acumulado de los 11 meses contabilizados de 2023, e implican una subida de las ventas de alrededor un 13,3% sobre el mismo periodo de 2022, lo que sitúa a la industria en volúmenes de negocio exterior superiores a los que se registraron en 2019, año anterior a la pandemia.

En cuanto al mercado laboral, las previsiones indican que el número de ocupados aumentará alrededor de un 2% en 2024 y de un 1,7% en 2025. En ambos casos, las estimaciones están a la baja con respeto al incremento del 3,4% que se registró en 2023. Con respecto a la tasa de paro, los modelos analizados indican que, en 2024 debería alcanzar un 17,9%, y un 17,7% en 2025, niveles ligeramente inferiores al 18,2% de 2023.

En términos de la evolución de los precios de bienes y servicios, las medidas de política monetaria del Banco Central Europeo siguen pareciendo tener el efecto esperado, incluso en Andalucía, donde se registra una moderación de la inflación a corto y largo plazo. En específico, las previsiones del XXXIV Informe LEO indican un cierre anual de la inflación de un 2,1% en 2024 y de un 1,8% en 2025.

En cuanto al sector turístico, el número de pernoctaciones en 2023 siguió mostrando en diciembre mejores datos que en el mismo mes de 2022, tanto a nivel nacional como en Andalucía, manteniéndose el turismo interior como el más importante.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud