Economía

El grado de discapacidad para acceder a becas por necesidades especiales se reducirá del 33% al 25%

Un alumno guarda los apuntes en la mochila / EP

El grado de discapacidad exigido para acceder a las ayudas para estudiantes con necesidad específica de apoyo educativo se reducirá del 33% al 25% en la convocatoria de becas del curso 2024-2025.

La convocatoria de becas vuelve a incluir una ayuda complementaria de 400 euros dirigida a personas que presentan una necesidad específica de recibir apoyo educativo derivado de las siguientes situaciones: Discapacidad; trastorno grave de conducta o de la comunicación y del lenguaje; trastorno del espectro autista; o altas capacidades.

Además de esta ayuda complementaria, los alumnos con discapacidad, trastorno grave de conducta o de la comunicación y del lenguaje o trastorno del espectro autista podrán recibir ayudas directas a la enseñanza.

El proyecto de real decreto por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el curso 2024-2025, fija para los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo asociadas a discapacidad, y por razones de seguridad jurídica, un grado mínimo del 25% para acceder a las ayudas.

Dicho porcentaje supone al menos una discapacidad moderada, asociada a la necesidad de apoyos significativos y estables. En cursos anteriores han sido directamente las convocatorias anuales las que han establecido la forma de acreditar la necesidad específica de apoyo asociada a discapacidad, que se fijó desde el curso 2020/2021 en el 33%.

Por recomendación del Consejo de Estado, la convocatoria de becas 2024-2025 también extiende los supuestos de flexibilización de los requisitos académicos aplicables a víctimas de violencia de género a las víctimas de violencia sexual menores de edad; y añade a las exclusiones en el cómputo de los rendimientos patrimoniales los gastos derivados del alquiler de la vivienda habitual.

Además, se reducirá al 25% el porcentaje de discapacidad que es necesario acreditar para solicitar las ayudas para estudiantes con necesidad específica de apoyo educativo y se extenderán a las víctimas menores de violencia sexual las medidas que hasta ahora se aplicaban a las víctimas de violencia de género.

A lo largo de los últimos seis años, además de aumentar el presupuesto en más de mil millones de euros, el Gobierno ha ido introduciendo cambios en la convocatoria con el objetivo de que "las becas lleguen a los estudiantes que más las necesitan y mejorar, así, la equidad y la calidad del sistema educativo".

En el curso 2023-2024, la principal novedad fue el incremento de la cuantía de la beca de residencia, que pasa de 1.600 a 2.500 euros, para ayudar a los alumnos que se tienen que desplazar de su localidad para continuar con sus estudios.

Asimismo, se incluyó una ayuda complementaria de 400 euros para sufragar los gastos adicionales que las familias de estudiantes con necesidad específica de apoyo educativo deben afrontar. Esta ayuda se mantendrá en la convocatoria del curso 2024-2025.

Otra novedad que recoge el borrador del Real Decreto de umbrales elaborado por el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes es el incremento del 5% en todos los umbrales de renta, lo que impedirá que algunos alumnos que en los últimos años estaban quedando fuera de estas ayudas por superar ligeramente estos límites puedan obtenerlas de nuevo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud