Economía

El Gobierno de Milei presenta su paquete de recortes para poner fin a la "adicción" al déficit de Argentina

  • Pone fin a los subsidios a la energía y al transporte
  • Aumentará las ayudas directas a los más desfavorecidos

Con un retraso de dos horas, el flamante ministro de Economía de Argentina, Luis 'Toto' Caputo, anunció el paquete de medidas fiscales de urgencia prometido por Javier Milei, para intentar poner fin a la "adicción" al déficit de Argentina. Las medidas incluyen la liberalización del dólar y las importaciones, fuertes recortes a los subsidios, un golpe profundo a las provincias y el fin de la obra pública, como se había ido filtrando en las últimas semanas.

Las medidas anunciadas por el ministro fueron las siguientes:

  1. No se renuevan los contratos estatales con menos de un año, para acabar con los nombramientos a dedo en los últimos meses del último mandato.
  2. Suspensión del gasto en publicidad del Gobierno por un año.
  3. Reducción a la mitad de ministerios y secretarías, y de un 34% de los cargos políticos administrativos.
  4. Recorte de las transferencias del Estado central a las provincias.
  5. Fin a la licitación a la obra pública -"uno de los principales focos de corrupción"- y cancelación de todas las obras que aún no se hayan iniciado. Las obras deberán ser financiadas por el sector privado.
  6. Eliminación a las subvenciones a la energía y al transporte público. "Los subsidios no son gratis, se pagan con inflación".
  7. Aumento de las transferencias directas de dinero a las familias más necesitadas: se duplicará la asignación por hijo y subirá un 50% la tarjeta Alimentar.
  8. Devaluación del peso, de 400 a 800 pesos, que irá seguida de un impuesto provisional a las importaciones.
  9. Liberación del proceso de aprobación de las importaciones, que no necesitarán autorizaciones estatales.

Con algunas alarmas sonando de fondo (por un incendio al lado del Ministerio de Trabajo), Caputo recordó que el objetivo de sus medidas es "evitar una hiperinflación del 15.000%", y explicó que la causa de todos los problemas financieros de Argentina es "el déficit fiscal" que ha vivido el país "todos los años" del último siglo y que se ha financiado con una impresión ilimitada de de dinero, provocando la inflación permanente que sufre el país. "Si reestructurar la deuda fuese una solución, ya la reestructuramos 9 veces, ya estaríamos como Suiza", apuntó con sorna. Y concluyó que la única solución es "acabar con la adicción al déficit". El ministro celebró que "es la primera vez que un candidato explica que no se puede gastar más de lo que se recauda y gana" unas elecciones. "Normalmente no superaban el 5%".

Caputo sí advirtió a los ciudadanos que "en los próximos meses, estaremos peor con la inflación", al liberar los precios. A cambio, explicó, aumentaron las ayudas directas a los ciudadanos más desfavorecidos. "El presidente nos pide ayudar a las familias que más van a sufrir", explicó. Y concluyó diciendo que, tras un tiempo de emergencia, "Argentina podrá volver a soñar con ser el país grande que fue hace un siglo".

Dos horas de retraso

Caputo grabó el mensaje a mediodía, pero se fue retrasando sin explicación alguna en intervalos de 15 minutos. Tras tres retrasos, la web de la Casa Rosada retiró el vídeo, que pasó a estar alojado en el canal personal de Youtube de Milei. Pero a la cuarta tampoco fue la vencida y el presidente lo retrasó de nuevo, esta vez durante una hora y cuarto, alegando que necesitaban grabarlo de nuevo. En total, dos horas y cuarto de retraso.

Los medios argentinos especularon con los motivos de esta decisión. Había dos posibilidades: algunos propusieron que había habido algún cambio de última hora en el contenido del mensaje, y otros aseguraban que el problema no eran las medidas sino que Caputo aparecía "demasiado nervioso", en palabras del periodista conservador Eduardo Feinmann.

La opinión generalizada de los analistas era que las medidas venían directamente del presidente, ya que Caputo está especializado en temas financieros y no fiscales. Aun así, Milei pidió al que ya había sido ministro con Mauricio Macri que anunciara él el paquete para asumir el coste político del primer gran golpe económico dentro del plan. En los próximos días y meses se empezarán a sentir los efectos en los precios, advirtieron todos los analistas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud