Economía

Los salarios más altos en España se los reparten cinco millones de trabajadores

  • El 30%de los asalariados cobra, como poco, 2.373,7 euros brutos al mes
  • El 40% percibe entre 1.440,1 y 2.373,7 euros y el 30% restante, 1.440 a lo sumo
  • El salario medio fue de 2.128,4 euros brutos en 2022 y el mediano de 1.814
Foto: iStock

Si se disecciona la distribución salarial en España y se colocan de mayor a menor los sueldos de los asalariados, se descubre que los salarios más habituales son los intermedios, ni los más altos ni los más bajos, pero hay que contextualizar esta realidad para descubrir que el grupo de quiénes cobran menos y quiénes cuentan con las remuneraciones más altas son idénticos en volumen. ¿Quiénes son?, ¿a qué se dedican?, ¿dónde viven?

El salario medio fue de 2.128,4 euros brutos al mes en el año 2022, récord desde 2006 con un aumento de 42,2 euros (2%) con respecto al año anterior, y el mediano (el que marca la mitad entre quienes cobran más y quienes cobran menos) también registró un alza del 3,2% (56,6 euros) para alcanzar los 1.814 euros. Pero más allá del dato frío que deja la sección de la Encuesta de Población Activa por decil de salarios del empleo principal que publica este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo interesante está en la distribución salarial.

Para analizar los sueldos, la estadística recoge el 'salario mensual asociado al empleo principal' del encuestado (en caso de tener varios empleos, escoge el que proporciona mayores ingresos) y divide por deciles la distribución salarial del total de población asalariada (17.141.600 personas en 2022). Esto es, la disecciona en porcentajes del 10% y calcula el salario medio de cada uno de los 10 grupos resultantes para hacer una tabla de 10 'escalones', de menor a mayor salario percibido.

De la metodología se desprende que el grupo más numeroso es el que se sitúa en los puestos intermedios. Engloba al 40% de los asalariados (6.856.800 personas), que percibieron en 2022 entre 1.440,1 y menos de 2.373,7 euros brutos mensuales. En la zona baja de remuneración se sitúa el 30% de los asalariados (5.142.40), cuyos salarios estuvieron por debajo de los 1.440,1 euros y cuya actividad económica de mayor representación es la de personal doméstico. La parte más jugosa del pastel se la lleva el 30% restante, donde los sueldos fueron, como mínimo, de 2.373,7 euros o más. Son también 5.142.400 asalariados los que tienen los sueldos más altos en España, que salen de la mayoría de puestos de banca y seguros.

El perfil de los asalariados

La duda ahora es cómo son esas personas tras los porcentajes. Según la estadística, el retrato robot del perfil más común entre quienes más cobran sería un hombre, de 55 años o más, con estudios superiores, director o gerente de una empresa y, posiblemente, residente en País Vasco, Navarra o Madrid.

La estadística confirma que los hombres protagonizaron una mayor concentración relativa en salarios altos que las mujeres. En concreto, el 32,7% ingresó 2.373,7 euros o más frente al 27,2% de las mujeres que accedieron a las remuneraciones más elevadas. La brecha se confirma con el esquema que siguen los salarios bajos (1.440,1 euros o menos), donde ocurrió lo contrario: aquí la mayoría (40%) los perciben mujeres tuvo un salario inferior a 1.440,1 euros, frente al 20,7% de los hombres. La grieta por género también se refleja en el salario medio, que para ellas ascendió a 1.941,7 euros mensuales mientras ellos alcanzaron los 2.303,5 euros.

La edad también influye, aunque en este caso la lógica del inicio de las carreras laborales sí explica las diferencias. Habitualmente, los jóvenes engloban más contratos parciales que los trabajadores de más edad y, además, cuentan con menor antigüedad y experiencia. Ahí radica la diferencia que hace que los primeros concentren la mayor parte de los salarios bajos y los segundos se expandan en los más elevados. Esta cuestión se extiende al salario medio bruto, que en 2022 se incrementó con la edad desde los 1.315,4 euros que percibieron en promedio los menores de 25 años a los 2.381,2 euros de los asalariados de 55 y más años.

El nivel salarial más elevado de los trabajadores de mayor edad viene determinado por una mayor proporción de contratos indefinidos, una mayor antigüedad en el puesto de trabajo y más experiencia laboral. Igualmente, el menor nivel salarial entre los grupos más jóvenes viene explicado por una mayor proporción de trabajo a tiempo parcial y de contratos temporales y por la menor antigüedad. En 2022 el salario medio bruto se incrementó con la edad, pasando de los 1.315,4 euros que, en promedio, percibieron los menores de 25 años, a los 2.381,2 euros de los asalariados de 55 y más años.

Salvo contadas excepciones, brechas entre mayores y menores salarios y el salario medio se replican generalmente si se atiende a nivel de estudios (a menor nivel, menos salario) o al tipo de jornada (la jornada parcial implica menores retribuciones que la jornada completa de manera habitual).

País Vasco y Extremadura, las dos caras de la moneda

Las ramas de actividad también son un indicativo más de 'fuerza' salarial. Los salarios medios más bajos están en las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico (981,0 euros), hostelería (1.389,9 euros) y agricultura (1.477,3 euros), todas por debajo del salario medio y mediano. Para encontrar los sueldos más elevados hay que mirar a empresas de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (3.498,0 euros), actividades financieras y de seguros (3.393,7 euros) y en información y comunicaciones (2.940,6 euros).

El mapa es otro delator de diferencias salariales. Aquí, explica el INE, la estructura productiva de las comunidades autónomas tiene una gran influencia sobre su nivel salarial. Con este contexto, las regiones que tuvieron una mayor concentración de salarios altos el año pasado fueron País Vasco (el 44,4% de los asalariados ganó 2.373,7 euros mensuales o más), la Comunidad Foral de Navarra (39,6%) y la Comunidad de Madrid (37,0%). En el lado opuesto, las regiones con mayor porcentaje de asalariados concentrados en deciles bajos (menos de 1.440,1 euros) fueron Extremadura (39,4%), Canarias (38,5%) y Región de Murcia (37,2%).

En cuanto al salario medio, País Vasco repite en primera posición (2.545,8 euros), seguido de la Comunidad de Madrid (2.381,3 euros) y Baleares (2.311,7 euros) mientras que los menores salarios medios se observaron en Extremadura, que también repite como líder del lado más bajo con 1.845,3 euros) Canarias (1.869,3 euros) y Murcia (1.876,4 euros).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud