Economía

El Banco de España tiene desde ya luz verde para enviar a destruir las monedas falsas

  • Se han detectado una media de unas 36.000 monedas falsas en los últimos siete años

El Banco de España lleva años acumulando las monedas falsas que pasan por sus cajas, y para acabar con esta situación, a partir de ahora tiene luz verde para entregarlas a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y ordenar su destrucción.

Según una ley de 1975, el Banco de España retira de la circulación las monedas que entren en sus cajas -en muchos casos porque las remiten las entidades- y no superen el proceso de autenticación o no se consideren aptas, es decir, las supuestamente falsas y las deterioradas.

La institución que preside Pablo Hernández de Cos ha detectado cada año una media de unas 36.000 monedas falsas en los últimos siete años, aunque con grandes variaciones entre las cerca de 49.500 monedas falsas de 2018, por un importe superior a 97.000 euros, y las 26.175 de 2022, que equivalían a 49.472,5 euros.

Sin embargo, esas monedas se iban acumulando porque no había establecido ningún procedimiento de destrucción para las monedas falsas y después de tantos años se consideraba que era necesario regular este aspecto, lo que finalmente se ha hecho.

Y este sábado entra en vigor una orden firmada a mediados de junio por la vicepresidenta primera del Gobierno y Ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, sobre el destino definitivo de las monedas falsas, que viene a completar el procedimiento que ya estaba establecido para la destrucción de monedas deterioradas.

Se trata de una norma dirigida al Banco de España y a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, únicas entidades junto al Tesoro involucradas en el proceso. En consecuencia, se ha prescindido de los trámites de consulta pública y de audiencia e información pública.

El interés general que se persigue es el de establecer cuál debe ser el destino definitivo a dar a las monedas no aptas para la circulación (monedas falsas y deterioradas), es decir, su destrucción.

Esta nueva normativa solo afecta al destino final de las monedas retiradas de la circulación por ser falsas, pero no cambia nada para los usuarios.

El Banco de España seguirá verificando que las monedas de euro que pasan por sus cajas son auténticas y aptas para la circulación.

Las monedas auténticas y que están en buen estado de uso podrán seguir circulando.

Las que no obtengan el visto bueno del supervisor se clasificarán como no aptas para la circulación -deterioradas-. Estas monedas se entregarán a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que llevará a cabo un proceso de destrucción mediante una deformación física y permanente, de forma que no puedan volver a introducirse en la circulación o entregarse para el reembolso.

El Banco de España entregará a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en las fechas, lugares, forma y cuantía que las dos entidades acuerden, tanto las monedas de euro defectuosas como las falsas para su desmonetización y destrucción.

Las entregas se documentarán mediante la firma de recibos o actas de entrega, que, además de recoger la fecha, reflejarán el valor nominal o facial de las monedas, la relación de faciales afectados, el número de contenedores, el número de monedas y el importe total por cada denominación.

Además, el Banco de España informará trimestralmente a la Dirección General del Tesoro y Política Financiera sobre las monedas de euro falsas entregadas a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre para su destrucción.

Y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre se encargará directamente o bien mediante la contratación de terceros de la desmonetización de las monedas defectuosas y la destrucción de las falsas. Asimismo podrá, previa autorización de la Dirección General del Tesoro, utilizar los materiales obtenidos de las mismas para acuñaciones sucesivas.

En el supuesto de que alguno de dichos materiales no resulte adecuado para ello, procederá a su venta mediante la convocatoria de subastas públicas.

Los gastos derivados de las operaciones de desmonetización o destrucción realizadas por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre serán reintegrados por la Dirección General del Tesoro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud