Economía

El PIB de Castilla y León recupera el nivel prepandemia pese a reducir su crecimiento en el tercer trimestre

  • El PIB avanzó un 3,1%, dos puntos menos que en el trimestre anterior
  • Carriedo augura que la desaceleración continuará y no descarta entrar en recesión
  • La Comunidad, una de las primeras en alcanzar la riqueza previa a la crisis de la Covid
Carlos Fernández Carriedo, consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta
Valladolid

La economía de Castilla y León ha conseguido recuperar ya la totalidad del PIB perdido a lo largo de la pandemia del coronavirus tras crecer el 3,1 por ciento en el trimestre de 2022, frente al 5,0 por ciento del periodo anterior.

Segun el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, los datos del tercer trimestre, refleja un "deterioro" en el ritmo de crecimiento económico que se repetirá en los trimestres sucesivos, sin descartar un escenario de recesión.

Durante la presentación de los datos de la Contabilidad Regional correspondientes al tercer trimestre, Carriedo ha situado a Castilla y León entre las primeras comunidades autónomas en recuperar los niveles previos a la pandemia, con un 102 por ciento de lo perdido, frente a un 80 por ciento en España que, según sus cálculos, no alcanzará los datos de 2019 "hasta bien entrado 2023" para añadir que "no es seguro que se consiga".

El consejero ha sustentado el mejor comportamiento de Castilla y León en términos de recuperación de los niveles previos a la pandemia en el hecho de que fue también uno de los territorios en los que menos cayó el PIB y, por lo tanto, tenía que recuperar menos y ha hecho especial hincapié en que a partir de ahora todo el crecimiento económico será cierto y nuevo, tras casi tres años "desaprovechados" en términos económicos.

Fernández Carriedo ha destacado la consolidación de la actividad del sector construcción, el único que mejoró los datos respecto a los periodos anteriores (ha crecido un 3,2 por ciento, frente al 2,5 y el 3,1 por ciento de los dos trimestres precedentes), mientras que el resto de los sectores de la economía han anotado un deterioro de su evolución con especial incidencia en el sector primario, que cayó un 7,1 por ciento, frente al -5,0 por ciento del trimestre anterior, lastrado por la mala cosecha y por el alto nivel de los precios.

Del mismo modo, la industria cayó un 2,3 por ciento en el tercer trimestre del año, cuando el anterior subió un 0,2 por ciento, lastrada por el suministro de energía eléctrica, que registró un "importante descenso" en este trimestre por el agua y otras fuentes, mientras que la rama manufacturera subió un 0,9 por ciento en este trimestre, inferior no obstante respecto al 1,3 por ciento del periodo precedente.

Finalmente, el VAB del conjunto del sector servicios registró en el tercer trimestre del año un crecimiento interanual del 5,6 por ciento, inferior al observado en el segundo trimestre (7,6 por ciento), "debido fundamentalmente a un peor comportamiento del comercio, transporte y hostelería, las actividades financieras y de seguros y las inmobiliarias".

Aumenta la inversión

Y desde el de vista de la demanda, destaca la evolución de la formación bruta de capital que creció un 3,2 por ciento frente al 2,8 por ciento del trimestre anterior, impulsada por la inversión en bienes de equipo mientras que se desaceleró el componente de construcción.

En concreto y según ha precisado el consejero, la inversión en bienes de equipo se incrementó un 3,8 por ciento interanual, frente a un 1,7 por ciento en el periodo precedente, mientras que la inversión en construcción subió un 2,5 por ciento, inferior al 3,8 por ciento del trimestre anterior), informa Ep.

Por su parte, el gasto en consumo final aumentó un 3,2 por ciento en el tercer trimestre, menos que en el anterior (3,8 por ciento), por el menor crecimiento del gasto en consumo final de los hogares (2,9 por ciento frente al 3,8 por ciento del anterior periodo), ya que el gasto de las administraciones públicas registró una variación interanual superior a la del segundo trimestre (3,9 por ciento y 3,6 por ciento, respectivamente).

Sin embargo, el sector exterior presentó una contribución negativa de 0,2 puntos al crecimiento del PIB en el tercer trimestre del año, frente a la positiva de 1,2 puntos en el periodo anterior, como consecuencia de una aceleración de las importaciones totales (del 2 por ciento al 3,4 por ciento en este trimestre) y de un menor aumento interanual de las exportaciones totales (3,1 por ciento frente al 4,1 por ciento en el trimestre anterior), que el consejero ha explicado en la "delicada situación" que atraviesan algunos de los principales clientes de Castilla y León -ha citado de forma expresa a Alemania, Portugal e Italia- en el continente europeo.

En este punto, ha abogado por diversificar el esfuerzo exportador desde el punto de vista de sectores como de países para abrir las ventas de los productos de Castilla y León "a más mercados" para limitar los riesgos en un contexto europeo en "circunstancias especialmente más complicadas" que en el conjunto mundial.

Finalmente, ha explicado que el empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, refleja una variación interanual del 2,9 por ciento en este tercer trimestre, frente al 4,7 por ciento del anterior, "con una menor contracción en el empleo de la industria, una desaceleración en el empleo de la construcción y los servicios y un descenso en el sector primario".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments