Economía

Los empresarios aragoneses creen que la economía se ralentiza pero podrá ser más dinámica en 2023 con los fondos Next Generation

  • Las empresas se perfilan como el motor de recuperación de la ralentización económica
  • Es necesario un clima favorable para el tejido empresarial
  • No hay que poner medidas ni hacer análisis generalistas por la heterogeneidad de las empresas
Zaragoza

La recuperación de la actividad empresarial, la fortaleza de mercado laboral y exportación y la normalización de la inflación son puntos a favor para superar el menor crecimiento económico.

Son las principales conclusiones que se extraen del análisis realizado en la jornada organizada por CEOE Aragón y CaixaBank sobre las Perspectivas económicas para 2023 en la que han participado alrededor de 100 personas.

El director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE) y director de Estudios de CEOE, Gregorio Izquierdo; y Luis Pinheiro de Matos, economista del Departamento de Economía y Mercados Internacionales de CaixaBank Research, han sido los encargados de exponer las perspectivas económicas centradas en la rebaja de las previsiones de crecimiento para el próximo año en España, la evolución europea y las tendencias de la inflación y los mercados internacionales.

El director del IEE y de Estudios de CEOE ha explicado que el crecimiento de la economía española estará el próximo año "en torno al 1% en un contexto de ralentización general".

A pesar de ello, Gregorio Izquierdo ha considerado que hay motivos para ser optimista respecto a la duración e impacto de la misma con las bazas "del proceso de recuperación de la actividad previa a la pandemia -todavía no completado en España-, la mayor llegada al tejido productivo de los fondos europeos Next Generation tras su retraso en este año, la fortaleza del mercado laboral y la moderación de la inflación, ya iniciada y que esperamos que se normalice hacia finales de 2023".

El papel de las empresas será decisivo para minimizar la contracción y potenciar el crecimiento económico, según ha expuesto, ya que el tejido empresarial es el "motor de la superación de todas las crisis y que todavía están recuperando márgenes para alcanzar niveles precovid, mientras que salarios e impuestos están por encima de ellos".

En este sentido, ha incidido en que es clave "asegurar un clima favorable para las empresas, que afiance mercado laboral, inversión y exportación", teniendo en cuenta la "gran heterogeneidad por sectores y empresas, que no permite tirar de medias y análisis generalistas".

Por su parte, el economista del Departamento de Economía y Mercados Internacionales de CaixaBank Research, Luis Pinheiro de Matos, ha analizado las perspectivas económicas para 2023 y se ha centrado, principalmente, en los mercados energéticos y en la situación internacional.

Pinheiro de Matos ha prestado especial atención a las presiones inflacionistas, al comportamiento de los bancos centrales y a las perspectivas a corto y medio plazo de las mayores economías del mundo.

Por último, ha analizado las implicaciones que la evolución de la situación internacional puede tener para las perspectivas de la economía española.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments