Economía

Roubini anuncia la era de la Gran Estanflación, con todos los frentes de la economía en riesgo

Nouriel Roubini. Foto: Bloomberg.

El 'doctor Perdición' ha vuelto a hacerlo. Nouriel Roubini, uno de los gurús de la economía de las últimas décadas, ha anunciado la era de la 'Gran Estanflación', un periodo económico donde todos los frentes sufrirán tensiones y que viene a sustituir décadas de lo que ha llamado 'Gran Moderación'.

En un artículo publicado esta semana por Project Syndicate, Roubini subraya este "cambio radical de régimen en la economía mundial", puesto que las amenazas económicas, políticas, demográficas, climáticas, sanitarias y geopolíticas son crecientes.

El profesor emérito de economía en la Universidad de Nueva York apunta que el cambio nació con la crisis financiera de 2008 y se profundizó a raíz de la pandemia de coronavirus. Roubini considera que se han congregado una serie de factores que, a presente y a futuro, mantendrán a la economía global en una situación de estanflación (estancamiento del crecimiento económico pero con un incremento de la inflación) que se prolongará en el tiempo.

"Como en los años 70, los choques de oferta negativos persistentes y repetidos se combinarán con políticas monetarias, fiscales y crediticias laxas para producir estanflación", resume, anticipando que ante este panorama "los componentes económicos de cualquier cartera tradicional - bonos a largo plazo y acciones de EEUU y globales - sufrirán, lo que podría llevar a pérdidas masivas".

Por una parte, culpa a las políticas expansionistas y acomodaticias que llevaron a cabo los políticos durante la pandemia para evitar dejar "a nadie atrás", unas medidas "bienintencionadas" que, sin embargo, "están ahora contribuyendo a la peligrosa espiral inflacionista de salarios - precios".

A ello suma el "renovado proteccionismo (tanto de la izquierda como de la derecha) que ha restringido el comercio y el movimiento de capitales", como el endurecimiento de políticas migratorias que limita la mano de obra disponible y tira al alza de los salarios o las restricciones en el comercio de tecnología alegando causas de seguridad nacional.

En lo estrictamente económico, Roubini apunta a la creciente deuda pública y privada, incrementando los riesgos financieros. "Los bancos centrales están encerrados en una 'trampa de deuda': cualquier intento de normalizar la política monetaria provocará un aumento de las cargas de la deuda, conduciendo a insolvencias masivas, crisis financieras en cascada y consecuencias negativas en la economía real.

Además, el economista jefe de Atlas Capital Team prevé que el dólar perderá buena parte de su poder como moneda de reserva a nivel global al haber sido utilizada "como arma para fines estratégicos y de seguridad nacional", lo que incrementará los costes del comercio.

Otras causas

En cuanto a la cuestión demográfica, Roubini recuerda que el envejecimiento en los países desarrollados y en otras grandes economías como China también es un factor estanflacionista, puesto que "los jóvenes tienden a producir y ahorrar, mientras los mayores gastan sus ahorros".

Se añade también la presión que ejerce el cambio climático en todas sus formas. Por una parte, sus efectos en forma de fenómenos naturales adversos crean incertidumbre en la actividad económica. Por otra, los gobiernos han comenzado a realizar una transición energética que ha llevado a "desinvertir en la capacidad de combustibles fósiles antes de que la inversión en renovables alcance el punto donde puedan cubrir la diferencia", incrementando los costes de la energía.

En el lado de la defensa y la geopolítica, incide en conflictos actuales como el de Rusia y Ucrania, involucrando a buena parte de Occidente, que condiciona buena parte de los sectores económicos, al tiempo que el mismo Occidente se está "desacoplando de China" a nivel comercial. Recuerda otros actores que pueden ser amenazas potenciales, como Irán y Corea del Norte, mientras el peligro constante de una guerra cibernética causará que los gobiernos "tengan que gastar una fortuna en ciberseguridad".

También ve grandes riesgos en la cuestión sanitaria. Como ya ha demostrado el coronavirus, un microorganismo puede poner en jaque a la economía mundial e invitará a profundizar en el proteccionismo. Además, con el deshielo del permafrost en algunos ecosistemas "pronto podríamos estar enfrentándonos a peligrosos virus y bacterias que habían sido encerrados durante milenios".

El fin de la Gran Moderación

Esta 'Gran Estanflación', según Roubini, es en parte consecuencia de décadas de una 'Gran Moderación' caracterizada por "la baja inflación en economías avanzadas; crecimiento económico robusto y relativamente estable, con recesiones cortas y superficiales; rendimientos de los bonos bajos y decrecientes (y así retornos positivos de los bonos) por la caída secular en la inflación; y el pronunciado incremento de activos de riesgo como las acciones globales y de EEUU".

Se trata así de una era que, una vez combatida la alta inflación que caracterizó la década de los 70 y los 80 en EEUU, se centró en que los bancos centrales tuvieran unas "políticas creíbles" sobre el objetivo de inflación, en "la adhesión de los gobiernos a políticas fiscales relativamente conservadoras" y "shocks positivos de la oferta, que aumentaron el crecimiento potencial y redujeron los costes de producción".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud