Economía

Los agentes económicos y sociales alertan del impacto de la inflación en el mercado de trabajo de Aragón

Oficina del Instituto Aragonés de Empleo en Zaragoza.
Zaragoza

Las organizaciones empresariales señalan que la evolución positiva del mercado laboral dependerá en gran medida de la inflación, entre otros posibles riesgos, por lo que urgen medidas como una revisión fiscal para reducir cargas sobre empresas y ciudadanos, entre otras.

Esta es una de las medidas que las organizaciones empresariales en Aragón considera clave para que continúe descendiendo el paro en la comunidad aragonesa, siguiendo la tendencia del mes de junio en el que el desempleo se ha reducido el 2,26% en relación al mes de mayo, lo que supone 1.333 personas menos en paro y un total de 57.595 personas en situación de desempleo.

La evolución de los datos del mes de junio ha sido bien valorada por los agentes económicos y sociales, aunque todos coinciden en señalar la necesidad de adoptar una serie de medidas para continuar en la senda de creación de empleo dentro de una compleja coyuntura económica.

Desde CEOE Aragón, han señalado que "habrá que revisar en los próximos meses, con los datos de horas trabajadas estimadas, hasta qué punto los datos de paro y las nuevas figuras de contratación suponen un impulso sostenido del mercado laboral".

Para esta organización empresarial, esta tendencia positiva del mercado laboral va a depender de la evolución de la inflación y, sobre todo, de los precios de la energía y materias primas, cuyo impacto es directo sobre la competitividad y cuentas de resultados de las empresas, quedando reflejados en los precios, el empleo y el consumo. En concreto, las compañías españolas dejaron de ganar en 2021 cerca de 100.000 millones, además de reducir sus beneficios en otros 6.000 millones en el primer semestre de 2022, lo que se traduce en menor capacidad y previsiones de inversión y empleo. Un contexto en el que CEOE Aragón aboga por acometer con carácter de urgencia una revisión fiscal que reduzca las cargas sobre empresas y ciudadanos, aparte de estimular la demanda interna y ajustar los ingresos y gastos públicos al igual que están haciendo empresas y ciudadanos.

Desde Cepyme Aragón también se ha puesto en foco en la inflación, que está "por las nubes", afirma su presidenta, María Jesús Lorente, así como en el conflicto Rusia-Ucrania por el impacto en las empresas y, sobre todo, en las pymes, que también se ven afectadas por el aumento de los precios de suministros, fletes, energía o combustible. Un contexto en el que la presidenta ha apelado a ser "muy prudentes con los datos porque la incertidumbre sigue marcando el futuro a corto plazo y una empresa no puede sobrevivir con ambigüedad ni volatilidad".

Desde Cepyme Aragón también se incide en apostar por sectores estructurales como la industria o la construcción si queremos una economía estable. No podemos depender de la estacionalidad", ya que junio es un mes en el que es habitual que se registren descensos de desempleo por el comienzo de la campaña de verano.

Mejorar salarios

Desde CCOO Aragón han puesto en valor la reforma laboral aprobada en diciembre por su incidencia positiva en el mercado de trabajo, aunque el sindicato no ha dejado de mostrar su preocupación por la inflación, que se ha situado en el 10,2% en junio, y la incertidumbre del conflicto en Ucrania, así como en la escasez de suministros y alimentos.

Una situación que ha llevado a que CCOO Aragón pida que la generación de empleo vaya acompañada de una mejora de salarios, especialmente, en este momento de niveles de inflación tan elevados. El sindicato recuerda que, en mayo de 2022, la media salarial en convenio ha alzado el 2,5% frente al 8,6% de promedio de la tasa anual del IPC en el mismo período.

Desde UGT Aragón también se ha incidido en la inflación como uno de los principales problemas que, "de no atajarse, puede generar dificultades posteriores". Para el sindicato, "solo la negociación de incrementos salariales razonables, y la inclusión de cláusulas de revisión, puede mantener el poder adquisitivo de los salarios, sobre todo los más modestos", lo que redundaría en el mantenimiento del consumo, "que es en este momento el principal motor de la economía".

La necesidad de subir salarios también ha sido puesta de manifiesto por IU Aragón. Su coordinador general, Álvaro Sanz, ha explicado que las medidas desarrolladas por el Gobierno de España y la reforma laboral están siendo efectivas en pro de una mayor estabilidad laboral, aunque ha apuntado que se debe atender con "premura" la devaluación salarial ante una inflación "incontrolada" y "desatada" que aboca a una situación de "mucha preocupación" e "incertidumbre" para la clase trabajadora.

Para Sanz, la situación económica actual obliga a abordar medidas de corte estructural. Entre ellas, destaca la intervención en los mercados de productos de primera necesidad como el alimentario y el energético, aparte de avanzar hacia una reforma fiscal para que, una vez más, no sea la clase trabajadora la pagana de la crisis.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin