Economía

El Ejecutivo negocia un contrato fijo para el sector de la construcción

  • Analiza con sindicatos y CEOE la propuesta en el marco de la reforma laboral
Unai Sordo, secretario general de CCOO. EP

El Gobierno, los sindicatos y la CEOE está analizando la implantación de un contrato indefinido para el sector de la construcción. Esta iniciativa, que busca evitar que los contratos en este segmento de actividad sean sistemática temporales.

Así lo ha confirmado el secretario general de CCOO, Unai Sordo: "es uno de los temas que podrían resolverse con acuerdo con las próximas fechas". El líder sindical realizó estas declaraciones el viernes ante la prensa durante su asistencia a un acto del Consejo General de Graduados Sociales celebrado en el Senado y al que asistió también la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

Sordo explicó que se está trabajando en la mesa de diálogo social sobre la reforma laboral para que las contratas y subcontratas no sean causa o justifiquen un contrato temporal, lo que beneficiaría, no sólo al sector de la construcción, sino a todos aquellos que externalizan actividades.

Para Sordo, si esto se consigue y se logra también que en las subcontratas haya convenios colectivos de aplicación y que los de empresa no puedan reducir los salarios de los convenios de sector, sería "un paso muy importante, el más importante" de esta negociación: cómo controlar los salarios y las condiciones de trabajo en las actividades externalizadas.

El dirigente sindical subrayó que Gobierno y agentes sociales están logrando avances en materia de contratación, pero advirtió de que hasta que no estén todos los temas cerrados, no habrá acuerdo. "Hay resistencias en algunos puntos (...) y vamos a ver si esos puntos que están sin resolver enquistan el acuerdo o no", indicó.

Sordo defendió que, de cara a un posible acuerdo, "aún faltan cosas muy importantes para los sindicatos", como recuperar el equilibrio en la negociación colectiva o reforzar las sanciones a aquellas empresas que incumplan en materia de contratación temporal.

"Son negociaciones donde unos puntos afectan a otros y un desacuerdo aparentemente menor puede dar al traste con un acuerdo general. Las espadas están en alto. Las cosas no van mal, pero están sin cerrar", admitió.

Plazo para el acuerdo

Preguntado por si estaría dispuesto a aceptar que la negociación se fuera más allá del plazo marcado por el Gobierno (31 de diciembre), Sordo cree que primero hay que tratar de cumplir con dicho plazo, porque la negociación ya está "muy madura". Así, el secretario general de CCOO opina que entre lo que queda de esta semana y la que viene debería cerrarse un acuerdo.

No obstante, Sordo afirmó que "una negociación tan importante como ésta no debería caerse por cuatro días arriba o abajo", en línea con lo también defendido por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

"Es más importante hacer las cosas muy bien que hacerlas rápido. Para nosotros no es una línea roja el plazo, pero esperamos poder resolver en plazo", subrayó el líder sindical.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin