Economía

Chile: Fiestas Patrias y apertura de frontera

  • Los vacunados con pautas completas supera el 80% de la población
Santiago de Chile

Este último fin de semana como todo país que se precie, Chile celebró su día nacional, el 18 de septiembre sumó 211 años contados a partir de la declaración de su independencia en 1810.

Comparados con las naciones europeas es una nación muy joven, aún en fase de construcción como la casi totalidad de Estados que conforman Latinoamérica. Organismos económicos internacionales lo consideran una demarcación emergente de ingresos altos, miembro de la OCDE, abierto al mundo, tiene suscrito acuerdos con el 88% del Producto Interno Bruto mundial lo que le permite llegar con sus bienes y servicios a unos 5.000 millones de habitantes esparcidos por el planeta.

La tarea de apertura a través de la firma de tratados de libre comercio ha tenido lugar en estas postreras tres décadas (1990-2021). Los resultados de esta estrategia compartida por casi la totalidad del espectro político lo han aupado a puestos muy altos en la mayoría de índices y rankings que confeccionan organizaciones de reconocido prestigio global situándolo a la cabeza de América Latina en la mayoría de mediciones y en los de alcance mundial entre los primeros 30 o 40 de un total de más de 200 países.

Es verdad que queda mucho por hacer, los chilenos viven una época de definiciones, pero aún en esta espera la inversión extranjera continúa llegando y el comercio exterior avanza imparable. Entre enero y julio de 2021 el montante ingresado supuso 14.805 millones de dólares, un 57% más que la registrada en fecha similar del pasado periplo. En tanto, los intercambios superaron los 100 mil millones hace casi dos meses.

¿Qué hacen en estas festividades en el "fin del mundo"? Confluyen actos formales tales como saludos a la bandera, recuerdo a los héroes nacionales, Te Deum y el día 19 continúa con las celebraciones del "Día de las Glorias del Ejército". En lo informal el folclore popular liderado por la cueca baile nacional y la gastronomía compartida por familias y amigos toman el control de los festejos, los que pueden tener lugar en casas particulares o en espacios públicos habilitados para la ocasión.

¿Y la pandemia qué tal va? Las autoridades de del Ministerio de Salud señalan que "estamos en una situación epidemiológica favorable en estos momentos y por lo mismo es el momento de tomar todas las medidas de resguardo para mantener esta situación y estar preparados por si el escenario cambia". La positividad de los PCR marcó un récord de 0,88% y se han mantenido bajo el 1% a nivel nacional. Los vacunados con pautas completas supera el 80% de la población y desde hace poco han comenzado a vacunarse niños de entre 6 y 11, este grupo etario no suele enfermar gravemente, pero si pueden contagiar igual que un adulto y ocasionar una enfermedad grave a terceros.

Hay expectación frente a lo que pueda suceder con motivo de estas fiestas patrias. Las recomendaciones son las mismas que en Europa, es decir, portar mascarillas en recintos cerrados y en entornos abiertos con aglomeraciones y mantener las distancias previstas. Hubo intervalos con infecciones superando los nueve mil casos diarios, actualmente muy por debajo de mil. El registro de pacientes que han dado positivo al covid-19 llega a 1.646.994, fallecidos a 37.339 y recuperados 1.603.507 desde el inicio de la epidemia.

Ahora bien, los que nos preocupamos por atracción de inversiones y el comercio internacional nos unimos al coro del turismo y aerolíneas que cuestionan el mantenimiento de las cuarentenas de diez días en hoteles y/o domicilios particulares a quienes visitan Chile. Sería razonable si se presentara con lo puesto, pero no es así. Le exigen una pauta de vacunación completa (dos dosis), PCR tomado 72 horas antes de viajar y someterse si fuera del caso a un testeo aleatorios en el aeropuerto. Además, un seguro de salud de a lo menos 30 mil dólares para el caso de contraer la enfermedad durante la estadía, una declaración jurada y un pase de movilidad.

Si alguien se pregunta ¿qué pasa con el turismo hacia Chile?, aquí tienen la respuesta: la cuarentena lo impide. Y quizás el pase de movilidad, puede demorar hasta 30 días en ser emitido. A contar del 1 de octubre pasarán a 5, suena hasta caprichoso ¿luego serán 3? Quien haya hecho turismo sabe que las estancias son breves, en el actual tiempo de reclusión exigido podrían visitarse dos o tres capitales sudamericanas y regresar a sus labores. ¿No sería mejor prohibir el acceso y evitar tanta burocracia?

Por favor, no piensen que estamos criticando la gestión realizada lo largo de este año y medio. En términos generales ha sido muy positiva, y los chilenos deben estar orgullosos del desempeño de su dirigencia, asunto que es reconocido internamente y en el extranjero. Aquí nos referimos a los aislamientos exigidos. No cuestionamos la documentación solicitada, solo a la privación de movimientos como si fuera un más a más, un "por si acaso fuera portador", invalidando las pruebas médicas aportadas que dicen "está sano".

Hay más. En un reciente informe divulgado por InvestChile se reconoce la existencia más de 64 mil empresas extranjeras establecidas a lo largo de la geografía chilena, cuestión, en nuestro parecer, muy alentadora, particularmente para quienes nos interesamos por el crecimiento. De seguro estas compañías junto a las chilenas impulsan con su actividad estas expansiones que según el Banco Central de Chile superaran el 10% este 2021, y, claro está, son generadoras de empleos. La mayoría deben ser pymes, me pregunto ¿qué sucede con las llegadas y salidas de estos ejecutivos? Conocemos varios casos que no han podido ingresar, no por los papeles solicitados, sino porque no pueden permitirse estar un período largo en un hotel. Sus visitas de trabajo suelen ser de dos o tres jornadas y se van.

El estado de excepción finaliza el próximo 30 de septiembre, las buenas estadísticas exhibidas en la evolución de la infección viral debería facilitar la llegada de personas que entran con la papelería exigida y disponibilidad para una prueba al llegar si fuera necesario. Volver a la normalidad con sentido común es lo que corresponde. Ganarían las líneas aéreas, la hostelería, las firmas implicadas y la ciudadanía en general.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin