Economía

Cómo un trabajador consiguió robar 10 millones de dólares a Microsoft con tarjetas regalo de Xbox

  • Volodymyr Kvashuk está condenado a 9 años de prisión
Foto: Dreamstime

Volodymyr Kvashuk, un ucraniano contratado por Microsoft, consiguió robar hasta 10 millones de dólares a la compañía gracias a las tarjetas regalo. Este ingeniero fue reclutado para testar la infraestructura del e-commerce de Xbox. Su labor era llevar a cabo compras falsas con una tarjeta que le cedió la empresa para identificar fallos durante el proceso, imitando la experiencia que viviría un cliente.

No obstante, Kvashuk encontró un error que no comunicó a Microsoft. Probando la venta de tarjetas regalo, se dio cuenta de que la plataforma generaba el típico código de 5x5 que identifica el valor económico de la tarjeta. No solo eso, también comprobó que podía crear estos códigos de manera prácticamente ilimitada. Además, al llevar a cabo las compras con el crédito falso que le había suministrado la empresa, podía conseguir estas combinaciones totalmente gratis.

Este es el momento en el que el ingeniero entiende que puede lucrarse gracias a estos códigos, ya que podían canjearse por dinero real en las tiendas. De esta manera, comienza a generar tarjetas regalo de 10 dólares para venderlas a terceros por la mitad de su valor.

Kvashuk recluta a un equipo

Las ganancias empezaban a ser de tal magnitud que Kvashuk decidió que la mejor idea era crear un equipo de ingenieros para aumentar la producción, como si de una empresa real se tratará. Tanto es así, que también creó un software que les permitía acelerar los procesos. Hasta este punto llegaba el nivel de 'profesionalidad' de este delincuente.

Tal era el grado de implicación en esta trama, que, para cuando los agentes federales estadounidenses le arrestaron, Kvashuk ya había generado más de 152.000 tarjetas regalo de Xbox, tal y cómo indica Bloomberg, alcanzando un valor 10,1 millones de dólares.

El ingeniero ucraniano fue condenado el pasado mes de noviembre a 9 años de prisión. Entre sus 'logros' para entrar en la cárcel, destacan la piratería informática, estafas de bitcoins, malversación de fondos, robo a gran escala y especulación de tarjetas regalo.

Y es que Kvashuk enmascaraba su actividad online enrutándola a través de servidores en Japón y Rusia. Por otro lado, operaba bajo el nombre de Grizzled Wolf en Paxful.com, un mercado líder para intercambiar tarjetas regalo por criptomonedas. Una de las operaciones que relata Bloomberg es la venta de 17.242 dólares en tarjetas regalo por 1,98 bitcoins.

De hecho, el volumen de negocio era tan masivo que los fiscales le acusaron de ser el único responsable de las fluctuaciones globales en el precio de las tarjetas regalo de Xbox en los mercados de revendedores. Tanto es así, que cuando los precios caían demasiado, paralizaba el suministro con la esperanza de que la sequía empujara el mercado al alza.

Además, intentó evitar el rastreo de la fuente original canalizando algunas de sus ganancias a través de ChipMixer.com, que utilizaba como una herramienta de lavado de dinero, ya que mezcla bitcoins con diferentes criptomonedas del mismo valor, "para borrar el rastro en la blockchain". Posteriormente, transfería sus ganancias a una cuenta en Coinbase, una aplicación de comercio cifrado, donde las intercambiaba por dinero real.

El negocio de Kvashuk se frustró cuando, sin razón aparente, una gran serie de códigos no funcionaron y algunos de sus compradores se dirigieron a Microsoft para solicitar un reembolso, ya que los clientes del estafador no sabían que estaban adquiriendo tarjetas regalo ilegales. De hecho, algunos de estos consumidores eran adolescentes que simplemente los adquirían para jugar a la Xbox.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin