Economía

La deuda de EEUU sube un 36% durante la era Trump

Nueva Yorkicon-related

A punto de poner punto y final a su periplo en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandona el Despacho Oval con un incremento de casi el 36% en la deuda nacional, que asciende ya hasta los 27,54 billones de dólares. Cuando el republicano tomó posesión de su cargo, el apalancamiento público se situaba en los 19,9 billones de dólares. El azote de la pandemia del coronavirus ha forzado un aumento del gasto fiscal que supone un 19,6% del PIB del país.

De esta forma, Trump dejará su puesto con una deuda que alcanza la suma combinada de las economía de China, Japón, Alemania y la India. También supone alrededor de 83.251 dólares por ciudadano y 220.130 dólares por contribuyente. Cifras que, de momento, no preocupan excesivamente dada la política ultraacomodaticia de la Reserva Federal que, además de llevar el precio del dinero a casi cero el pasado marzo, ha engullido alrededor de 3,23 billones de dólares en activos.

La Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) estima que el déficit cerrará este año en los 3,3 billones de dólares, alrededor del 16% del PIB. En estos momentos se prevé que en 2021 el déficit baje considerablemente pero seguirá rondando casi el 9% del PIB. Para 2023, el déficit disminuirá al 4,9% a medida que los gastos relacionados con la pandemia disminuyen y la economía mejora.

Al mismo tiempo, la CBO considera que al cierre de 2020, la deuda pública equivaldrá aproximadamente al tamaño de la economía. Esta previsto que en 2023 la deuda como porcentaje del PIB supere su récord anterior, que se produjo justo después de la Segunda Guerra Mundial. Desde el comienzo de la pandemia, el Congreso y la Casa Blanca han aprobado dos grandes paquetes fiscales y otras partidas que suman más de 4,19 billones de dólares, según apuntan desde Cornerstone Macro.

Una segunda remesa de estímulos

Tras meses de desavenencias y un secuestro de última hora llevado a cabo por Trump, finalmente el mandatario rubricó a última hora del pasado domingo un nuevo paquete de estímulo de casi 900.000 millones de dólares, alrededor del 4,3% del PIB. Una inyección que impulsará en al menos dos porcentuales el crecimiento estimado para el primer trimestre del próximo año y hasta medio punto porcentual la expansión para el conjunto de 2021. 

?Al menos eso proyectan desde Goldman Sachs, donde su economista jefe Jan Hatzius y su equipo elevaron en dos puntos porcentuales su previsiones de crecimiento para los tres primeros meses de 2021 hasta el 5%. En el conjunto del año esperan ahora que EEUU repunte un 5,8%, cinco décimas más de lo estimado antes de activarse el estímulo y casi dos puntos porcentuales de lo que estima el consenso. 

?Otras mesas de inversión, como la de Capital Economics, también coinciden en sumar medio punto porcentual hasta el 5,5% a sus previsiones para el conjunto de 2021 gracias a la nueva inyección fiscal. 

?Una factura adosada al proyecto de ley por valor de 1,4 billones de dólares para financiar al gobierno federal hasta finales del próximo septiembre cuyo colchón volverá a repartir cheques entre los contribuyentes patrios. Sin embargo, los 600 dólares por cabeza e hijo que recibirán aquellos que ingresaron menos de 75.000 dólares anuales en 2019, cantidad que se duplica para las parejas y supone la mitad de lo acordado el 27 de marzo, no comulgaron con los 2.000 dólares exigidos por el mandatario republicano que abandonará el Despacho Oval el próximo 20 de enero. 

?La Cámara de Representantes aprobó el lunes un proyecto de ley para incrementar los pagos directos hasta los 2.000 dólares buscados por Trump y los legisladores demócratas. Una medida que quedó bloqueada en el Senado por los republicanos.?

Aún así, la segunda ronda de apoyo es casi la mitad que la primera pero llega en un momento en que la recuperación avanza y respaldará la confianza y los ingresos hasta la distribución masiva de la vacuna. Hasta el pasado fin de semana, el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estimaba que 1,9 millones de ciudadanos ya han sido vacunados. Según calcula Goldman Sachs alrededor del 23% de la población ya contaría con inmunidad contra el Covid-19. 

Además de los pagos directos también se extiende hasta el 14 de marzo el subsidio adicional por desempleo del gobierno federal de 300 dólares semanales junto a otros programas, como el de ayudas a autónomos. De esta forma, un estadounidense medio en el paro podría recibir alrededor de 672 dólares a la semana. En la primera remesa de estímulos aprobada hace casi 9 meses y cuyo tamaño total alcanzó los 2,2 billones de dólares, un desempleado llegaba a recibir hasta 972 dólares a la semana.

?Al mismo tiempo se garantizaron por lo menos otros 285.000 millones de dólares en préstamos a fondo perdido para las pequeñas empresas como parte del Programa de Protección de Nóminas (PPP, por sus siglas en inglés). También se destinan ayudas a industrias como las salas de cine y teatros así como aerolíneas, que recibirán otros 15.000 millones de dólares como apoyo al pago de nóminas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud