Economía

El FMI mejorará sus previsiones pero Georgieva avisa que la recuperación será "parcial y desigual en 2021"

  • La inversión pública del 1% del PIB en los países avanzados y emergentes puede crear hasta 33 millones de empleos
  • La deuda pública mundial alcanzará un récord de alrededor del 100% del PIB en 2020
  • La institución ha proporcionado financiación a 81 países.
Nueva York

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, ha ofrecido su tradicional discurso como antemano a las reuniones anuales de la institución y el Banco Mundial que se celebran la próxima semana en un formato virtual debido a la pandemia.

Según adelanta Georgieva, la economía mundial "está saliendo de las profundidades de la crisis" pero la situación está lejos de acabar. Es por ello que su comparecencia desde Washington para la London School of Economics llevó por título "El Largo Ascenso", es decir, una recuperación que será larga, desigual y propensa a sufrir contratiempos.

"El FMI en junio proyectó una severa contracción del PIB global en 2020. El panorama hoy es menos terrible. Ahora estimamos que los desarrollos en el segundo y el tercer trimestre fueron algo mejor de lo esperado, lo que permite una pequeña revisión al alza de nuestro pronóstico global para 2020. Y seguimos proyectando una recuperación parcial y desigual en 2021", ha dicho la máxima funcionaria del FMI.

De acuerdo a sus cálculos, los gobiernos han proporcionado alrededor de 12 billones de dólares en apoyo fiscal a hogares y empresas. Al mismo tiempo, los estímulos ofrecidos por una política monetaria sin precedentes han mantenido el flujo de crédito, ayudando a millones de empresas a mantenerse a flote.

Cabe recordar como hace algo más de tres meses el FMI anticipó una contracción para la economía global del 4,9%. A la espera de la revisión mencionada por Georgieva, su equipo en el Fondo estima que la producción mundial se mantendrá muy por debajo de las proyecciones antes de la pandemia a medio plazo. "Para casi todos los países, esto supondrá un revés para la mejora de los niveles de vida", reconoció la directora gerente.

En este sentido ha incidido en que los riesgos siguen siendo altos dado el posible aumento de las quiebras y las elevadas valoraciones en los mercados financieros. Además, muchos países se han vuelto más vulnerables dado que sus niveles de deuda han aumentado. "Estimamos que la deuda pública mundial alcanzará un récord de alrededor del 100% del PIB en 2020", avisa.

Su receta para la recuperación incluye un proceso en el que se aborden cuatro áreas. En primer lugar salvaguardar la salud de las personas e intensificar las medidas esenciales. Al mismo tiempo se debe evitar la retirada prematura de las políticas de apoyo dado que una política fiscal flexible y progresiva será fundamental para la recuperación. Por último habrá que lidiar con la deuda, especialmente en países de bajos ingresos.

"No podemos permitirnos simplemente reconstruir la vieja economía, con su bajo crecimiento, baja productividad, alta desigualdad y empeoramiento de la crisis climática. Es por eso que necesitamos reformas fundamentales para construir una economía más resiliente, una que sea más verde, más inteligente, más inclusiva, más dinámica. Aquí es donde debemos dirigir las inversiones masivas que serán necesarias para una recuperación sólida y sostenible", sentenció Georgieva.

La directora gerente citó así el capítulo analítico del Monitor Fiscal publicado el lunes, donde del FMI puso de manifiesto que aumentar la inversión pública en tan solo un 1% del PIB en los países avanzados y emergentes puede crear hasta 33 millones de nuevos empleos.

Para Georgieva, los proyectos verdes bien diseñados pueden generar más empleo y generar mayores rendimientos, en comparación con el estímulo fiscal convencional. Algo similar ocurre con la acelerada transformación digital, que promete una mayor productividad y nuevos puestos de trabajo con salarios más altos.

También ha recalcado como la institución ha proporcionado financiación a una velocidad y escala sin precedentes a 81 países, activando 280.000 millones de dólares en compromisos crediticios, más de un tercio de los aprobados desde marzo. El FMI todavía tiene recursos sustanciales como parte de su billón de dólares de capacidad crediticia total para poner al servicio de sus 189 miembros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin