Economía

Los trabajadores que sigan en Erte tendrán mayores exoneraciones a la Seguridad Social de las actuales

  • Sintonia en Mallorca para acelerar un acuerdo y no agotar los plazos
  • Los trabajadores seguirán cobrando el 70% de la prestación
  • Habrá Ertes de fuerza mayor, mientras dure los efectos de la pandemia

Buena sintonía y buenas palabras. Así se mostraron tanto los líderes de las patronales y los sindicatos, como los ministros de Trabajo y Seguridad Social tras la cumbre celebrada hoy en Palma de Mallorca para renovar los Ertes de fuerza mayor actualmente en vigor.

Una sintonía que se plasmará en un pacto en unos plazos más cortos que en anteriores negociaciones que abordaron las sucesivas prórrogas de un instrumento que, todos resaltan, ha demostrado su eficacia para preservar el tejido empresario y el empleo.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, fue tajante en este sentido: "No agotaremos los tiempos de la negociación", que en esta ocasión está limitado al 30 de septiembre. Por su parte, los agentes coincidieron en esta intención para reducir los periodos de incertidumbre.

Sobre el fondo de la negociación, quizá la mayor novedad es el cambio en la actual estructura de exoneraciones que obtienen las empresas por sus trabajadores en Erte. Hasta ahora, el Gobierno ha defendido la tesis de premiar con mayores descuentos en las cuotas a las empresas que han ido reincorporando a sus trabajadores en detrimento de las que no han activado a sus plantillas.

Ni empresarios ni sindicatos han compartido esta tesis. Su filosofía ha sido ayudar más a aquellas empresas y sectores con mayores dificultades para recuperar la actividad y, por tanto, sacar a sus empleados del Erte. José Luis Escrivá, defensor de la discriminación a favor de las empresas que reincorporan a sus trabajadores, ha declarado que "hay que avanzar en un marco cada vez más fino y preciso para ser eficaces. Estamos en un proceso de aprendizaje", dijo y matizó: "Tenemos que precisar el modelo entre todos; pero puedo estar de acuerdo que tenemos que poner el foco en los más afectados".

Plazos

A tal fin, tanto los líderes sindicales como los empresariales, como los dos miembros del Gabinete presentes en Mallorca quisieron despejar dudas al decir que habrá Ertes a partir de diciembre, e incluso más allá. Tanto Díaz como el ministro de Seguridad Social insistieron en que estarán activos mientras no se vuelva a la recuperación total de la actividad.

Pepe Álvarez, secretario general de UGT lanzó un mensaje de plena tranquilidad, tanto para los trabajadores y empresas afectados por un Erte. "Hay plena coincidencia con empresarios y Gobierno en los objetivos con los Ertes y en la manera de abordarlos. Más allá de si finalmente se pone un plazo a diciembre, siempre habrá una revisión como hasta ahora para asegurar la continuidad".

Los ministros, en esta sintonía, dejaron la puerta abierta a  todas las peticiones de los agentes sociales. Sobre los plazos, tanto Escrivá como Díaz, insistieron en que habrá expedientes mientras se necesiten, sin entrar mucho en los problemas de los plazos. Aunque los agentes sociales son partidarios de que el Gobierno no vuelva a exigir una nueva fecha de caducidad. Preferirían dar certezas a empresarios y trabajadores a medio y largo plazo. El Gobierno entiende, sin embargo, que la situación se irá valorando según evolucionen las circunstancias.

Sobre la sectorialización, explicaron que se afinará mucho, pero que en cualquier caso, ninguna empresa o sector se quedará sin un Erte si lo precisa.

Prestación

En cuanto a las prestaciones de los trabajadores que continúan en Erte, que a partir de los seis meses deberían soportar la reducción de la prestación del 70% de la base reguladora al 50%, los ministros del Ejecutivo de coalición dijeron "ser sensibles" a mantener las prestaciones como hasta ahora y a buscar una forma legal para evitarlo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin